Cocinero en restaurante con una bandeja y un pincho

Manipuladores de alimentos

Formación de los trabajadores de la empresa alimentaria

La formación de los manipuladores de alimentos y de otros trabajadores de la empresa alimentaria constituye uno de los pilares de la empresa para asegurar la higiene en cada una de las fases y de los procesos para conseguir la producción de alimentos seguros.

El primer factor contribuyente a la aparición de brotes de gastroenteritis ocurridos en establecimientos alimentarios es la gestión inadecuada de la cadena del frío, seguido de unas prácticas manipulación de los alimentos incorrectas*. Por ello, es imprescindible formar a los trabajadores de alimentos con dos objetivos:

  • Mejorar los hábitos de los manipuladores, mediante el conocimiento de las Buenas Prácticas de Higiene (BPH) y las Buenas Prácticas de Manipulación (BPM).
  • Mantener actualizada la formación de los trabajadores acorde a sus puestos de trabajo. 

* Informe sobre brotes epidémicos. Comunidad de Madrid. Año 2017.

Es responsabilidad de las empresas alimentarias garantizar que su personal dispone de una formación adecuada a las actividades y responsabilidades en su puesto de trabajo, así como fomentar la cultura de seguridad alimentaria, para aumentar la sensibilización y la participación de los trabajadores en prácticas de seguridad alimentaria.