Vista desde lo alto de la Gran Vía de Madrid de noche

Calidad del aire y salud

Una mala calidad del aire por la presencia de sustancias tóxicas contaminantes en concentraciones elevadas supone un importante riesgo para la salud.

En el aire se encuentran numerosos contaminantes, entre ellos:

  • Óxidos de nitrógeno: NOx
  • Partículas en suspensión: PM2,5 y PM10
  • Ozono troposférico: O3
  • Óxidos de azufre: SOx
  • Monóxido y dióxido de carbono: CO y CO2
  • Hidrocarburos como el benceno, metano, tolueno etc.
  • Metales como el plomo, arsénico, mercurio etc.

En Madrid, los más relevantes en cuanto a sus efectos para la salud son:

- Dióxido de nitrógeno: NO2

- Particulas en suspensión: PM2,5 y PM10

- Ozono troposférico: O3


Sin embargo, en los últimos años ha disminuido la concentración de algunos contaminantes.

Se ha conseguido disminuir, en gran medida, la concentración de algunos de los contaminantes mediante la adopción de determinadas medidas, como la sustitución de las calderas de carbón o la supresión del plomo de las gasolinas.


Por otra parte, en ocasiones se producen incendios de diversa índole que exponen a los ciudadanos a los efectos más o menos directos del humo.

El marco de actuación en materia de calidad del aire es la Estrategia de Calidad del Aire y Cambio Climático de la Comunidad de Madrid 2013-2020, Plan Azul+.

Índice de calidad del aire