• El Hospital Severo Ochoa abrió sus puertas en 1987. El Doctor Severo Ochoa, el Premio Nobel que nos da nombre, lo inauguró un año después. La calidad asistencial es nuestra columna vertebral y también los profesionales que velan por nuestra salud. Deseamos ser un hospital que ofrezca todo lo mejor que un usuario, un paciente o un profesional puedan necesitar. 

  • Acceso al hospital

    La situación de pandemia provocada por el COVID-19 no permite, de momento, levantar completamente las restricciones de acceso al hospital, pero sí se flexibilizan algunas normas relacionadas con el acompañamiento de pacientes, que dependerán de la situación clínica en la que se encuentre. La Dirección Gerencia del hospital agradece la colaboración de todos. 

    • Evita acudir al hospital salvo en caso de estricta necesidad o si te han confirmado una cita mediante llamada telefónica
    • Utiliza siempre mascarilla, evita el uso de guantes y realiza higiene de manos antes de acceder al hospital

    Consultas y Pruebas Diagnósticas

    No se permiten acompañamientos, salvo en los siguientes casos en los que sólo podrá haber una persona por paciente:

    • Pacientes menores de edad
    • Pacientes con limitación funcional
    • Pacientes con discapacidad

    Planta de Hospitalización

    Se permite el acompañamiento, que dependerá siempre de la situación clínica en la que se encuentre el paciente. Los acompañantes tendrán que cumplir las siguientes normas:

    • Cuántas personas: Una por paciente y, si es posible, siempre la misma 
    • Cuánto tiempo: 2 horas por día
    • Pacientes con deterioro cognitivo: Podrá estar acompañado las 24 horas del día por una persona, que podrá rotarse con otra
    • Pacientes en fase terminal: Los acompañantes podrán entrar para despedirse, de dos en dos, en la habitación donde esté ingresado el paciente 

    Estas normas podrán ser revisadas y modificadas en función de cómo continúe evolucionando la situación que el COVID-19 ha dejado en nuestro entorno social y hospitalario.