Barreño, guantes y productos químicos para limpieza

Desinfección de superficies y espacios con coronavirus

El nuevo coronavirus COVID-19 se transmite de persona a persona por las secreciones respiratorias (pequeñas gotas) que generan la tos o el estornudo. Pero el virus también puede depositarse en las superficies de los enseres y espacios habitados, donde puede sobrevivir durante un tiempo.

La limpieza de los enseres domésticos y superficies con agentes biocidas los inactiva de forma eficaz y rápida, por tanto, es conveniente establecer pautas de limpieza y desinfección de domicilios.

Ozono prohibido en personas

Persona con un traje de protección aplicando un desinfectante por pulverización
El ozono no se puede aplicar en presencia de personas

El ozono se ha notificado como sustancia biocida para uso ambiental, pero no ha sido aprobado todavía a nivel europeo y aún no se conocen los usos para los que será autorizado. Esto impide que tenga un etiquetado que avise de su peligrosidad y usos, a diferencia del resto de biocidas.

Para la comercialización de generadores de ozono es necesario:

1. La Notificación del fabricante al Ministerio de Sanidad.

2. Los aplicadores deberán disponer de las Recomendaciones de uso del fabricante.


Consideraciones importantes para su uso ambiental:

1. Los aplicadores deben contar con equipos de protección adecuados.

2. Es una sustancia peligrosa que puede producir efectos adversos por vía respiratoria, es irritante de piel y produce daño ocular.

3. Se debe ventilar adecuadamente el lugar desinfectado antes de su uso.

4. Puede reaccionar con sustancias inflamables y producir reacciones peligrosas al contacto con otros productos químicos.

Consultar la nota del Ministerio de Sanidad de 27/04/2020 Sobre la utilización de productos biocidas para la desinfección COVID-19 y y el uso en los denominados túneles desinfectantes

Gas blanco sobre fondo negro
Importante

Seguir siempre las instrucciones de uso de los desinfectantes y nunca mezclar productos

 

Nunca se debe mezclar la lejía, ni ningún otro producto, con amoniaco, salfumán, alcohol, vinagre u otra sustancia, se potencia su toxicidad y puede productir gases peligrosos

La lejía siempre en agua fría; en agua caliente no es más desinfectante y parte de ella se evapora

Abrir puertas y ventanas al desinfectar

Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses: 91 562 04 20

Sabías que ...