compras garantías

Comprar con garantías. Proteja sus derechos

En el siguiente reportaje del Portal del Consumidor le explicamos cuáles son los plazos de garantía que tenemos al adquirir un producto, quién tiene la carga de la prueba o cómo se aplica la garantía a los productos de segunda mano o a las compras digitales.

Desde el 1 de enero de 2022 se han introducido novedades importantes en el campo de la garantía legal de los productos, de los servicios y de los contenidos digitales.

Una de las principales novedades de la ley es que amplía el plazo de garantía legal de las compras de 2 a 3 años para los productos adquiridos a partir del 1 de enero de 2022. Si el producto se compró anteriormente a esta fecha el plazo para exigir la garantía será de dos años, que es lo que establecía la anterior legislación.

Estos plazos son para los productos adquiridos por una persona consumidora a un empresario, y no aplican si la compraventa se ha realizado entre particulares.

Se trata de adaptar el sistema de garantías a las nuevas formas de consumo, por eso también se han definido las garantías para los bienes con elementos digitales (por ejemplo un televisor inteligente, un reloj inteligente, un robot de limpieza, ya que tiene incorporado un servicio digital para su funcionamiento); para los aparatos o hardware (como una Tableta digital); para programas o software (cualquier aplicación que compremos) y para los contenidos digitales (servicios suministrados en formato digital, como una suscripción a una plataforma de series y películas). Para todos ellos se ha definido un plazo de garantía de dos años.

 

Falta de conformidad

El empresario responderá ante el consumidor de cualquier falta de conformidad (defecto o problema) que exista en el momento de la entrega del bien o servicio digital. El consumidor, podrá exigir

  • la reparación del producto o del contenido o servicio digital
  • la reducción del precio
  • o la resolución del contrato

El consumidor tiene derecho a elegir entre la reparación o la sustitución, salvo que una de estas opciones suponga costes desproporcionados para el empresario.

Además, el consumidor podrá exigir la indemnización de daños y perjuicios, si procede, aunque para ello debe ir vía judicial.

Sepa que, si ha realizado la compra mediante cualquier tipo de financiación, puede suspender el pago hasta que el empresario cumpla con sus obligaciones en cuanto a atención de la garantía. Debería consultar antes su caso, para saber cuál es la mejor manera de proceder

Si en el contrato que usted firmó está incluida la instalación del servicio digital por parte del empresario, sepa que tendrá también tres años de garantía para la instalación. Si por el contrario en el contrato consta que la instalación la hará el consumidor, pero con instrucciones dadas por la empresa y las instrucciones resultan incorrectas, también cuenta el plazo de garantía y la empresa deberá responder hasta conseguir una instalación adecuada.

 

Qué reclamar

Ante una deficiencia, el consumidor podrá elegir entre la reparación o la sustitución, salvo que una de estas dos opciones resulte imposible o con un sobrecoste desproporcionado. La reparación o la sustitución dentro del periodo de garantía no podrá comportar ningún gasto para el consumidor, y deberá realizarse en un plazo razonable.

En otros casos podrá exigir una reducción proporcional del precio o la resolución del contrato (lo que implica devolver el bien y recibir de vuelta el precio pagado) cuando:

  • La reparación o sustitución resulte imposible o desproporcionada o muy costosa
  • El empresario no haya llevado a cabo la reparación o sustitución en un plazo razonable
  • El empresario no haya conseguido que los contenidos o servicios digitales funcionen correctamente
  • Una vez reparado el producto, vuelva a estropearse por la misma u otra causa

Plazos

¿Cuáles son los plazos de garantía?

  • Compra de productos: La empresa debe responder durante los 3 años posteriores a la compra, de los defectos que tenga el producto, siempre que estos ya estuvieran en el momento de la venta.
  • Servicios y contenidos digitales: Tienen una garantía legal de 2 años desde la fecha de suministro.
  • Productos de segunda mano: También tienen 3 años de garantía, aunque la normativa permite que la empresa y el consumidor puedan pactar el plazo de garantía, que en ningún caso puede ser inferior a 1 año. Por tanto, habrá que ver qué plazo está establecido en el contrato
  • En el caso de que el contrato prevea el suministro continuo de contenidos o servicios digitales durante un periodo de tiempo determinado, por ejemplo si usted contrata una plataforma de televisión, deberá funcionar correctamente durante todo el tiempo en que usted la tenga contratada.

 

Recambios

Los fabricantes estarán obligados a mantener la existencia de piezas de reparación y de un servicio técnico adecuado, durante 10 años a partir de la fecha en la que el producto deje de fabricarse.

 

Carga de la prueba

Los defectos que aparezcan en productos nuevos durante los dos primeros años posteriores a la compra se entenderá que ya existían en el momento de la adquisición y por tanto el empresario deberá responder en garantía o demostrar que el defecto no estaba en origen, es decir que el defecto o fallo no estaba en el momento de la venta.

Para producto de segunda mano o suministros digitales durante el primer año, el empresario deberá responder en garantía de los defectos o fallos que aparezcan o de lo contrario debe probar que el defecto no se encontraba en origen.