Lotería

Lotería de Navidad: todo lo que hay que saber

En estas fechas navideñas, los consumidores participan y adquieren algún décimo para el Sorteo Extraordinario de Navidad, que se celebra el 22 de diciembre, o para el Sorteo del Niño, el 6 de enero.

Al comprar un décimo para estos sorteos y, en especial, si dicho sorteo ha sido premiado, pueden surgir dudas. Por eso, es importante tener en cuenta algunas recomendaciones y no olvidar nunca que hay que cuidar el décimo como si se tratara de un cheque al portador.

 

Recomendaciones al comprar un décimo

 

En el momento de la compra del décimo o participación, es importante seguir ciertas recomendaciones que nos permitan asegurarnos de que si es premiado podremos cobrar nuestra participación o que nuestro décimo es legal:

  • Compre lotería en lugares autorizados. Compruebe que tiene el logo, el código y todos los elementos de verificación. De esta manera evitará que el décimo pueda ser una falsificación.
  • Procure que el décimo no se deteriore. Consérvelo en condiciones óptimas, ya que, si resultase premiado y estuviera estropeado, deberá contactar con Loterías y Apuestas del Estado para que realicen un reconocimiento oficial del mismo.
  • Si compra una participación de lotería, compruebe que tiene un número de serie, que los datos de la empresa o asociación a quien se lo compra son correctos y ciertos y la cantidad total que juega.
  • En el caso de que el décimo se haya comprado entre varias personas, es recomendable fotocopiarlo, especificando la cantidad que aporta cada uno y firmarlo después por cada uno de los participantes. Así, si el portador del original decide desvincularse de sus socios e intenta cobrar el premio íntegramente sin compartirlo con nadie, existirá la posibilidad de denunciarle e ir a juicio para reclamar la parte del premio correspondiente a cada uno.
  • Si decide comprar un décimo a través de internet, recuerde seguir las mismas precauciones que para cualquier otra adquisición por la red. Entre ellas, procure acceder a una página de internet segura, comprobando que la dirección empieza por https:// o que tiene un candado.

 

Cómo cobrar un décimo premiado

 

Entre las dudas más frecuentes que surgen cuando el décimo ha resultado ganador y se ha obtenido una cantidad de dinero en el sorteo de Navidad o en el del Niño es saber exactamente cómo se debe cobrar, dónde acudir o cómo guardarlo hasta cobrarlo.

Si su décimo ha resultado ganador, ¡enhorabuena!, en función del premio que le corresponda, podrá cobrarlo de dos formas diferentes:

  • Si el premio tiene una cuantía menor a 2.000 euros, puede efectuar su cobro a través de una administración de lotería a partir del día siguiente al sorteo.
  • Para premios iguales o superiores a esa cantidad, habrá que acudir a las entidades financieras asociadas, también a partir del día siguiente al sorteo. El banco puede encargarse de hacer todos los trámites con la administración para el cobro del décimo.

La cuantía exenta de gravamen en hacienda, durante 2019, es de 20.000 euros de premio. A partir de esa cantidad, en el momento de cobrarlo, la entidad financiera realizará un 20% de retención sobre el importe que exceda de 20.000. Por tanto, no tendrá que presentar ninguna autoliquidación posterior en la declaración de la renta. 

Todos los boletos premiados tienen un plazo de caducidad, que viene indicado en el reverso: en el caso de la lotería de Navidad y el Sorteo de El Niño, tienen una caducidad de tres meses desde la celebración del sorteo.  Si se pasa el plazo, se perderán los derechos a recibir el premio.

En caso de que el décimo sea compartido por varias personas, en el momento en el que se cobre el premio en el banco, se debe acreditar e identificar a cada uno de los participantes con su nombre, apellidos y DNI. Si el grupo es numeroso, voluntariamente y si los premiados así lo prefieren, pueden designar un representante para realizar las gestiones en nombre de todos. Este apoderamiento deberá registrarse ante un notario, ya que hablamos de importes elevados, que requieren tener la certeza de a quién y por qué se paga.

Esta persona que figure como beneficiario único (o como gestor del cobro), deberá, además, estar en condiciones de acreditar ante la Administración Tributaria que el premio ha sido repartido a los titulares de participaciones, siendo necesaria la identificación de cada ganador, así como de su porcentaje de participación.

Si en vez de un décimo tiene una participación, es el emisor de esa participación el que debe darle la cantidad que le corresponda. No puede reclamarse a la administración de lotería. Por eso, es muy importante que se conserve el documento de participación:

  • Debe tener en cuenta que el dinero que paga por esa participación no siempre es la cantidad total que se juega, ya que en determinadas ocasiones hay una parte de donación para el emisor de la participación. Este desglose debe figurar en el documento.
  • Además, las participaciones con premios en especie (cestas de navidad, jamones...) son títulos de participación en una actividad tradicional de estas fechas, distinta de la Lotería Nacional, aunque utilizan los sorteos de Loterías y Apuestas del Estado para determinar la adjudicación de los premios.
  • Recuerde que las participaciones con premios en especie que incluyan regalos como coches, vacaciones o dinero, deben declararse a hacienda y están sujetos a retención, en un 19%.

Otras recomendaciones a tener en cuenta

 

En caso de que le hayan robado o haya extraviado el décimo, deberá avisar a Loterías y Apuestas del Estado de este hecho, así como acudir a poner una denuncia ante la Policía Nacional, la Guardia Civil o un Juzgado, aportando toda la documentación que disponga para justificar que el décimo es suyo, como una fotografía o fotocopia del décimo. Deberá hacerlo antes de que se realice el sorteo para que en caso de que el décimo resulte premiado y alguien intente cobrarlo, poder aportar la denuncia y demostrar que le pertenece el décimo.

Las entidades financieras no podrán cobrar ningún tipo de gasto ni comisión por realizar el pago de los premios. Tampoco podrán obligarle a abrir cuenta alguna en dicha entidad.

Si obtiene un buen premio, podría ocurrir que alguien le ofreciera vender el décimo a cambio de más dinero que el del premio en sí. Tenga cuidado con estos incentivos: se podría estar intentando "blanquear" dinero y esa transacción sería perjudicial ya que, si accede a la venta, no podrá acreditar después ante la Agencia Tributaria la procedencia de ese dinero -cosa que sí puede demostrar si es el dinero cobrado del premio.

Recuerde que nunca, por importante que sea el premio, se le solicitará el pago o adelanto alguno de dinero para poder cobrar, por lo que desconfíe de los correos electrónicos que le indican que ha resultado ganador de un premio y se pide un pago en concepto de tasas para el cobro del premio, son una estafa. 

 

Juego responsable

 

En la página web de Loterías y Apuestas del Estado se ofrecen una serie de recomendaciones para un juego responsable. No gastar más dinero del que se puede permitir, fijar un presupuesto y no sobrepasarlo o no pedir nunca dinero prestado para seguir jugando, son algunos de los consejos que se facilitan.

Para más información puede dirigirse a Loterías y Apuestas del Estado que es el organismo competente para resolver dudas y reclamaciones.