Guantes con mascarillas

Mascarillas: qué debemos saber

La crisis sanitaria provocada por la COVID-19 ha aumentado la compra de determinados productos recomendados para hacer frente a la pandemia, como son las mascarillas.

Su uso es obligatorio para mayores de seis años, tanto en el transporte, como en la vía pública, espacios al aire libre y en cualquier lugar cerrado de uso publico o que se encuentre abierto al público, siempre que no sea posible mantener la distancia de seguridad de dos metros. En menores de entre tres y cinco años es recomendable su utilización.

No obstante, aún a día de hoy, los diferentes tipos de mascarillas disponibles en el mercado generan confusión entre los consumidores, en especial, para saber cuál es la más adecuada en cada situación.

Asimismo, debemos recordar que las mascarillas son solo un medio complementario de protección, por lo que debemos seguir cumpliendo con las demás medidas de prevención y distanciamiento social que nos indican las autoridades sanitarias.

En el siguiente reportaje del Portal del Consumidor, resumimos las principales características de cada tipo de mascarillas, y cuál es la recomendada para cada situación.

 

Consideraciones generales

 

A nivel general, las mascarillas se pueden dividir en tres grandes grupos, mascarillas higiénicas, mascarillas quirúrgicas EPIs (equipos de protección individual). Cada una de ellas está indicada para utilizar preferentemente en una situación concreta. En el caso de la población vulnerable, es recomendable consultar con un médico para saber qué tipo de mascarilla es la más conveniente según su situación concreta.

En primer lugar, es muy importante que, antes de comprar un tipo de mascarilla, lea el etiquetado, ya que nos ofrece información, sobre el tipo de mascarilla que estamos adquiriendo (higiénica, quirúrgica o EPI), el fabricante, la eficacia de filtración bacteriana, si la mascarilla es reutilizable o no, el número máximo de lavados, las instrucciones de colocación, las normas UNE con las que se ha fabricado, que marcan unos estándares de calidad y en su caso el Marcado CE.

Revise toda la información relativa al etiquetado también en sus compras online, ya que la información acerca del etiquetado también debe ofrecérsela el vendedor en su página web.

En el caso de la obligación del uso de mascarillas en espacios abiertos y cerrados donde no se pueda respetar la distancia de seguridad, se podrá utilizar cualquier tipo de mascarilla, preferentemente las higiénicas o quirúrgicas.

Asimismo, recuerde que el distanciamento social, colocarse la mascarilla adecuadamente y no tocar la tela con los dedos, usarla durante el tiempo máximo recomendado y desinfectar las manos son necesidades adicionales para que esta cumpla con el nivel de eficacia para el que ha sido fabricada.

Mascarillas higiénicas: uso apropiado para personas sanas

 

Las mascarillas higiénicas están especialmente pensadas para su uso en personas sanas, que no presenten síntomas de enfermedad. Cubren nariz, boca y barbilla y pueden ser reutilizables o no.

Podemos encontrar tres clases diferentes de mascarillas: aquellas que cumplen con las especificaciones UNE 0064 y 0065, recientemente publicadas por la Asociación Española de Normalización; aquellas que cumplen con otras especificaciones y las que no se han sometido a ningún ensayo.

Preste especial atención al etiquetado de estas mascarillas, observando si viene el nombre del fabricante o marca comercial, el nombre del producto, la composición, en su caso la Norma UNE bajo la que ha sido fabricada, las instrucciones de uso y colocación y en caso de ser reutilizable el número de lavados que se le pueden realizar y los símbolos de conservación. El etiquetado también puede mostrar los resultados de los ensayos de filtración bacteriana y respirabilidad.

Que una mascarilla higiénica no lleve referencia a la Norma UNE, o no cuente con un etiquetado completo no significa que no pueda utilizarse, pero dado que no sabemos cuál es el grado de protección que presenta, es conveniente que se complemente con otras medidas de seguridad como el distanciamiento social.

Es conveniente que los niños mayores de tres años utilicen mascarillas higiénicas. En el caso de que el menor esté enfermo, deberá utilizar mascarilla quirúrgica o mascarilla higiénica con especificación a la Norma UNE de fabricación.

Las mascarillas higiénicas no son un EPI ni un producto sanitario. Puede encontrarlas en cualquier establecimiento y su precio es libre, no regulado por el gobierno.

 

Mascarillas quirúrgicas: utilizadas por personas con síntomas o positivos asintomáticos

 

Las mascarillas quirúrgicas están indicadas para aquellas personas con síntomas o asintomáticas positivas. Su objetivo es evitar que las personas transmitan la enfermedad.

Estas mascarillas están diseñadas para filtrar el aire exhalado protegiendo a quienes están alrededor de la persona enferma y evitando la dispersión vírica al estornudar o toser. Debe tener un mecanismo que permita ceñirla a la nariz, barbilla y boca de quien la use.

Existen dos tipos de mascarillas según su eficacia de filtración bacteriana de tipo I y tipo II. Esta información deberá incluirse en el etiquetado o en la caja del embalaje, junto con marcado CE, la referencia a la norma europea EN 14683, que asegura el cumplimiento de un estándar de calidad y por supuesto los datos de identificación del fabricante. Estas mascarillas se colocan con el lado blanco hacia el interior y el lado de color (que suele ser azul o verde) hacia el exterior.

Puede encontrar estas mascarillas en cualquier establecimiento (empaquetadas) y en las farmacias (que también pueden venderlas por unidades). Recuerde que, en este caso, se ha establecido un precio máximo por cada mascarilla, que no puede ser superior a 0,96 € IVA incluido.

 

Equipos de protección individual (EPI): para profesionales o personas vulnerables

 

Estas mascarillas están indicadas especialmente a los profesionales sanitarios que están en constante contacto con enfermos, así como para personas vulnerables con indicación médica. Su función es filtrar el aire que inhalamos y así evitan que entren partículas contaminantes a nuestro organismo. Por lo que los EPIs protegen a la persona que los lleva.

Además de los sanitarios, estas mascarillas son utilizadas comúnmente en la construcción o en trabajos expuestos a grandes dosis de contaminación. Según su eficacia para la filtración pueden ser de tres tipos FFP1, FFP2 y FFP3. En relación a la COVID-19 se recomienda el uso FFP2.

En lo que respecta al etiquetado, estas mascarillas cuentan con su propia normativa, el reglamento de equipos de protección individual, por lo que deben cumplir con unos requisitos de seguridad antes de ser introducidos en el mercado europeo. Es conveniente que revise que el producto lleva el marcado CE, que garantiza que el producto cumple con la legislación.

Además, van acompañadas del marcaje NR para el caso de que no sea reutilizable y R en el caso de que sí lo sea. Deben llevar la identificación del fabricante, así como las instrucciones de uso y colocación. Si el etiquetado incluye la referencia a la norma UNE- 149 asegura además el cumplimiento de un estándar de calidad.

Estas mascarillas pueden encontrarse en farmacias, centros especializados y grandes superficies. Al igual que las mascarillas higiénicas, su precio es libre.

En relación con la COVID-19, se han autorizado temporalmente además, mascarillas que cumplen con otros estándares, como las KN95.

Tipos de mascarillas

 

Puede consultar más información sobre los tipos de mascarillas y qué debe tener en cuenta al comprar una, en la guía que el Ministerio de Consumo tiene elaborada al respecto.