imagen plasticos

Día de los Derechos de las Personas Consumidoras 2021: la lucha contra la contaminación por plástico

El 15 de marzo se celebra el Día Mundial de los Derechos de las Personas Consumidoras que promueve la difusión de los derechos fundamentales que asisten a las personas consumidoras de todo el mundo, exigiendo a los mercados su protección y respecto mediante la adopción de prácticas comerciales no abusivas.

La Dirección General de Consumo y los organismos competentes en consumo de las Comunidades Autónomas, el Consejo de Consumidores y Usuarios (CCU) y la Federación Española de Municipios y Provincias se suman a esta celebración a través de una campaña conjunta, bajo el lema "LUCHA CONTRA LA CONTAMINACIÓN POR PLÁSTICO, cuyo objetivo es concienciar e involucrar a los consumidores para que adopten y promuevan prácticas más sostenibles, exigiendo la actuación de los operadores económicos para llevar a cabo un descenso en el uso de plásticos. 

 

¿Por qué el 15 de marzo? 

 

El 15 de marzo de 1962, el presidente Kennedy ante el Congreso de los Estados Unidos, enunció por vez primera en el mundo los derechos que les asistían a los ciudadanos en su condición de consumidores. Este evento es señalado desde entonces como el punto de partida para la protección de los derechos de los consumidores y usuarios a nivel internacional, de modo que se adoptó esta fecha para conmemorar el Día Mundial de los Derechos de las Personas Consumidoras.

 

Los derechos de los consumidores en España

 

El artículo 51 de la Constitución española de 27 de diciembre de 1978 regula, por primera vez, los derechos de los consumidores y usuarios expresamente y establece que los poderes públicos garantizarán la defensa de los consumidores y usuarios, protegiendo, mediante procedimientos eficaces, la seguridad, la salud y los legítimos intereses económicos.

 

La protección de estos derechos está respaldada fundamentalmente por el Real Decreto Legisativo 1/2007 y por las normas de protección del consumidor promulgadas por las Comunidades Autónomas en función de sus respectivas competencias.

El plástico es un material muy útil para la vida cotidiana, pero su consumo y producción, especialmente en lo que se refiere al plástico de un solo uso, se ha vuelto insostenible. Está afectando a nuestros ecosistemas, causando consecuencias ambientales negativas, incluida la contaminación del medio ambiente a nivel local y global, y poniendo en riesgo la salud humana.

Es por ello que, ante los impactos ambientales que produce el plástico y la proliferación de residuos de dicho material, es imperativo instaurar patrones de producción y de consumo sostenibles que tengan en cuenta los límites del planeta, y priorizar un uso más eficaz y sostenible de los recursos.