consumo fantasma

El consumo fantasma. El gasto silencioso de los electrodomésticos

Hay un tipo de consumo que realizamos en el hogar y que nos genera un gasto casi sin darnos cuenta. Se trata del consumo fantasma o invisible, y es el que producen los aparatos eléctricos cuando están enchufados, aunque no los estemos utilizando. En el siguiente reportaje, le enseñamos a identificarlo y a cómo prevenirlo.

El televisor, el router, el ordenador, el teléfono inalámbrico, la cafetera, la tostadora, el microondas e incluso el cargador del móvil. Son muchos los aparatos eléctricos que tenemos en el hogar y que, en ocasiones, permanecen conectados todo el día a la red eléctrica, aunque no los estemos utilizando en ese momento.

El electrodoméstico puede estar apagado, es decir, no estar funcionando, pero si está conectado a la red, tiene un consumo de electricidad conocido como consumo fantasma. Es lo que se conoce como el modo reposo, en espera o stand by. En ocasiones, incluso, el propio aparato nos indica que está conectado a través de una luz o piloto que permanece encendido. También los aparatos que marcan la hora, como puede ser el horno o el microondas tienen un consumo constante

En España cada hogar consume unos 300 kWh de electricidad al año, y entre el 7% y el 11% corresponden al consumo fantasma.

Para eliminar este consumo, sólo debe desenchufar los electrodomésticos cuando no los esté utilizando. Si lo hace, puede lograr un ahorro anual importante en su factura de la luz, además de conseguir un uso más responsable de la energía y un aumento de la vida útil y de la seguridad de estos aparatos, ya que también se reduce el riesgo de incendios.

 

Por qué se produce

El consumo fantasma se produce por la forma en la que los aparatos electrónicos de nueva generación están diseñados. Estos dispositivos poseen un transformador en su interior. Esta pieza adapta el voltaje (de los 230 voltios de la red eléctrica a los que necesite el aparato) a través de dos bobinas y, aunque el dispositivo no esté funcionando, una de estas bobinas siempre sigue activa.

Este es el motivo de que, en muchas ocasiones, podamos ver el piloto de luz rojo que nos informa del stand by del aparato. En otros casos, no poseen este piloto, pero la bobina sigue funcionando por lo que seguirá habiendo consumo fantasma.

Cómo evitarlo

Hay varias formas de poder evitar el consumo fantasma de los electrodomésticos en el hogar. Las principales fórmulas para lograrlo son las siguientes:

  • Etiquetado: El etiquetado energético de los electrodomésticos nos informa acerca de sus prestaciones y de todas las características de su funcionamiento. La mayoría de ellos nos indica habla también de su consumo en reposo. Compruebe y compare entre distintos productos antes de comprarlo, para asegurar un menor impacto en el consumo fantasma de su hogar. Si quiere más información, puede consultar el siguiente reportaje sobre etiquetado energético.
  • Temporizadores: Instalar temporizadores en nuestros aparatos electrónicos nos permitirá que se apaguen solos a la hora que queramos. Este recurso es muy útil para apagar aparatos que no utilizamos por la noche, como pueden ser el televisor o el termo eléctrico.
  • Regletas: Conectar un grupo de electrodomésticos a una misma regleta, puede ser muy útil para conseguir el ahorro de energía, ya que podremos apagarlos todos a la vez cuando no se estén utilizando.
  • Regletas con eliminador de stand by: Las hay de dos tipos: unas, que tienen un enchufe principal, y que cuando detectan una bajada del consumo del aparato conectado a ese enchufe apagan el resto de periféricos (suelen tener otro enchufe que no se apaga nunca, como para un teléfono o un router); y otras, con un pequeño receptor que podemos configurar para encender y apagar la regleta con alguna tecla del mando a distancia de nuestro televisor, de tal forma que, al apagar el televisor, apagamos todos los periféricos que tengamos asociados (barras de sonido, mini cadenas, videoconsolas...), y luego al encenderlo se vuelven a activar los periféricos. La ventaja de estas últimas es que nos evitamos el consumo fantasma de lo que esté enchufado en el enchufe principal.
  • Modo vacaciones: Si usted se va a ausentar de la casa durante un tiempo prolongado, es aconsejable que desenchufe todos los electrodomésticos (salvo los que sea preciso mantener, como el frigorífico). Durante todo ese tiempo, dejarán de consumir.
  • Medidor: Instalar un medidor de electricidad en cada equipo es una buena fórmula para averiguar cuál es el consumo que realiza cada uno de los aparatos eléctricos del hogar.

 

Si quiere más información, puede consultar el siguiente reportaje sobre ahorro energético.

 

Fecha de actualización: 20 de febrero de 2024