Lápiz y papel

Academias y otros centros de enseñanza no reglada: sus derechos

A la vuelta del verano, son muchas las academias y centros de formación que empiezan a ofrecer sus cursos de enseñanza no reglada, es decir, que no permiten la obtención de título oficial.

Academias de idiomas, de informática, centros de formación especialistas en marketing y ventas, la oferta de cursos en la Comunidad de Madrid es muy variada.

Es por ello, que la contratación de este tipo de estudios cuenta con su propia legislación, con el fin de proteger los derechos del consumidor en este terreno, haciendo especial hincapié en la información que se debe facilitar al alumno antes de iniciar el curso, así como a la financiación de los mismos.

En este arranque de curso, además, las academias deberán respetar medidas de aforo, higiénicas y de distanciamientos social que se han establecido para los centros de este tipo, debido a las restricciones de la COVID-19.

 

Consideraciones generales

 

En primer lugar, en lo que respecta a los aforos y horarios de las academias y otros centros de enseñanza no reglada, se debe distinguir entre las áreas sanitarias de la Comunidad de Madrid en las que se han establecido medidas específicas temporales y excepcionales por razón de salud pública para la contención la COVID-19 y el resto de zonas no afectadas por estas restricciones.

Puede consultar los límites de aforo y horarios en el siguiente cuadro, en el que aparecen los diferentes tipos de actividad y su limitación, tanto en las zonas con restricciones como en el resto de zonas de la Comunidad de Madrid.

Durante el desarrollo de la actividad formativa, deberá guardarse la debida distancia de seguridad interpersonal de al menos, 1,5 metros siempre que sea posible dada la naturaleza de la actividad.

El uso de la mascarilla es obligatorio tanto en los espacios al aire libre como en los espacios cerrados de uso público, por lo tanto, deberán usarlas en el transcurso de las horas de clase presenciales.

Toda la publicidad es vinculante y la información sobre la academia, el curso, el título… deberá ser veraz, ajustarse a la realidad y no confundir al consumidor. Al tratarse de enseñanza no reglada, es obligatorio que, tanto en el tablón de anuncios del centro como en su publicidad quede reflejada esta característica, a través de la leyenda: “Enseñanzas que no conducen a la obtención de un título con valor oficial”.

Recuerde que debe firmar un contrato de enseñanza con la academia en el que además de identificar a las partes, se especificarán los derechos y obligaciones para cada una de ellas y, en el caso de que se financie el curso, un contrato de financiación.

Si contrata el curso por internet, en el domicilio o en cualquier otro lugar que no sea la academia, tiene derecho a anular el contrato, sin necesidad de justificar su decisión, durante los catorce días siguientes a la celebración del mismo o desde la recepción del material, en su caso. El ejercicio del derecho de desistimiento también supondrá la resolución del crédito vinculado sin penalización alguna, en caso de que el consumidor haya financiado el curso.

El centro deberá extender una factura de cada pago que se realice. En ella deberán aparecer los datos de ambas partes, el periodo de liquidación al que se refiere, así como el importe total desglosado por conceptos. Asimismo, el centro está obligado a entregar un certificado de asistencia al curso, siempre que el alumno lo solicite.

Si se acoge a la opción de financiar el curso, puede escoger la entidad para hacerlo. En el caso de que se financie a través de la academia o de un tercero de acuerdo con ella, es recomendable que el crédito quede expresamente vinculado al contrato de enseñanza, evitando así tener que seguir pagando el préstamo si el curso se interrumpe antes de lo previsto.

Información obligatoria para todos los centros

 

Las academias deben tener un tablón de anuncios en la zona de más tránsito de los clientes, donde se indiquen, en castellano, datos como el nombre y domicilio del responsable del centro, los cursos que se imparten, el horario de atención al público, el precio total del curso y la forma de pago, si existe o no un plazo para renunciar al contrato y cómo se haría y si está adherido al sistema arbitral de consumo, además de varias leyendas, entre las que se encuentran "las enseñanzas impartidas por este centro no conducen a la obtención de un título con validez oficial" o "existen hojas de reclamaciones a disposición del usuario que las solicite".

Por otro lado, el centro está obligado a disponer de folletos informativos sobre los cursos (tanto si son a distancia como presenciales) y sobre su financiación. Puede consultar la información completa que deben mostrar en el siguiente apartado.

 

Consejos para contratar un centro de enseñanza no reglada

 

  • Solicite siempre información detallada sobre la duración del curso, el contenido, el material necesario, el precio desglosado o las formas de pago. Conserve toda la documentación que le faciliten.
  • Procure no escoger el pago por adelantado de los cursos. Si hubiese algún problema y el curso quedase interrumpido, sería más difícil recuperar el dinero.
  • Antes de firmar el contrato, léalo con detenimiento y compruebe que incluye información sobre la empresa, los servicios contratados, el precio completo incluidos impuestos, el procedimiento por el que se puede poner fin al contrato y si se tiene derecho a la devolución de alguna cantidad.
  • Si se financia el curso a través de un crédito, es conveniente que esté expresamente vinculado al contrato de enseñanza, así no tendrá que seguir pagando en caso de que la academia o centro de formación interrumpa el curso sin motivo.

 

Reclamaciones

 

En caso de no estar conforme con algunos de los servicios contratados, puede presentar una reclamación solicitando una hoja de reclamaciones en el establecimiento y presentándola en cualquier formato en la Oficina Municipal de Información al Consumidor (consulte las que requieren cita previa) más cercana a su domicilio, en la Dirección General de Comercio y Consumo (mediante cita previa), o a través de internet.

Si la academia está adherida al sistema arbitral de consumo, se puede solicitar un arbitraje para resolver el problema.

Puede consultar más información sobre enseñanza no reglada en el siguiente apartado del Portal del Consumidor, así como en la guía sobre consejos para la contratación de cursos de idiomas.

En este sentido, la Consejería de Economía, Empleo y Competitividad tiene firmado un convenio con la Asociación de Centros de Enseñanzas de Idiomas (Acedim), que tiene como objetivo la protección de los consumidores en materia de enseñanza y formación no reglada de idiomas.