El Clínico alcanza 2.300 estudios el primer año de actividad de su resonancia magnética 3 Teslas

EQUIPO DE RESONANCIA MAGNÉTICA MÁS POTENTE PARA ESTUDIAR EL CUERPO HUMANO

El Servicio de Radiodiagnóstico del Hospital Clínico San Carlos cuenta desde enero de 2020 con una resonancia magnética de 3 Teslas de última generación, con la que ya ha realizado más de 2.300 pruebas diagnósticas. Esta tecnología utiliza la mayor potencia magnética admitida actualmente para el estudio morfológico del cuerpo humano.

EQUIPO RADIODIAGNÓSTICO
11 febrero 2021

A mayor campo magnético se obtiene mayor señal, “lo que redunda en la mejora de la calidad de la imagen, “aumentando su resolución espacial y temporal, permitiendo, también, reducir las dosis de contraste a los pacientes, o incluso no necesitarlo en estudios vasculares”, afirma el jefe del Servicio de Radiodiagnóstico del Clínico San Carlos, Juan Arrazola.

Todo ello aumenta la precisión diagnóstica permitiendo visualizar lesiones y vasos de menor tamaño, mejorando la confianza en el diagnóstico, lo que redunda también en una detección precoz de enfermedades tratables y una administración temprana de tratamientos o estrategias de manejo apropiadas.

Por otra parte, el aumento de la resolución temporal permite realizar pruebas más cortas “que consiguen estudios diagnósticos en pacientes con dificultades de colaboración o de inmovilización, como es el caso de algunos niños que, de otra forma, necesitarían sedación durante la prueba”, puntualiza Arrazola.

Tecnología beneficiosa para múltiples patologías

El mayor porcentaje de pacientes con el que el equipo de radiólogos del Clínico San Carlos está utilizando la resonancia magnética de 3 Teslas, es el correspondiente a estudios neurorradiológicos. Son exploraciones dirigidas a la patología y la cirugía funcional del sistema nervioso central y de la columna, principalmente la patología vascular cerebral, los estudios prequirúrgicos en la patología tumoral cerebral, la epilepsia, el diagnóstico de las lesiones hipofisarias y las metástasis cerebrales.

Le siguen en frecuencia de uso los estudios musculo-esqueléticos, pues esta resonancia permite valorar con gran precisión la musculatura, las articulaciones y los tendones.

Así mismo, hay especialistas que están usando cada vez más está moderna tecnología, como son los relacionados con el estudio del abdomen, de la próstata, del aparato genital femenino o los estudios prequirúrgicos hepáticos, quedando pendiente su implementación para exploraciones cardíacas y mamarias.    

La adquisición de esta tecnología está permitiendo al Clínico San Carlos el desarrollo de varias líneas de investigación, como el estudio de alteraciones cerebrales post-COVID, y va a permitir la realización de innovadores procedimientos terapéuticos no invasivos mediante ultrasonidos enfocados de alta intensidad para al tratamiento de determinadas alteraciones cerebrales, en que los especialistas utilizan la resonancia magnética de 3T para guiar y monitorizar el procedimiento.