Gente en el parque

Actividad Física y Salud

Hoy en día existe una clara evidencia de que llevar una vida activa mejora la salud, el bienestar y la calidad de vida a cualquier edad, permite vivir más tiempo de manera independiente y ayuda a prevenir las enfermedades crónicas.

Llevar una vida activa en la infancia y adolescencia favorece el crecimiento y la aceptación del cuerpo. En la gente joven y adulta mejora la salud física y mental y en las personas mayores favorece el envejecimiento saludable.

Incorpora a tu vida cotidiana algunas actividades sencillas como caminar, subir escaleras, correr, jugar, bailar, montar en bicicleta, nadar, etc. Estas actividades nos ayudan a sentirnos bien y mejoran nuestra salud.

¡Muévete!, merece la pena

 

 

 

¿Qué tipo de actividad física necesitamos?

Para saber qué tipo de actividad física necesitamos, debemos pararnos a pensar cómo de activos somos en este momento, cuánto tiempo permanecemos sentados en un lugar y cuál es nuestra condición física.

Es primordial incorporar de manera regular a nuestra vida diaria las actividades físicas que son beneficiosas para nuestra salud, y sobre todo, aquellas que nos resulten satisfactorias.

Durante nuestros desplazamientos, es conveniente acostumbrarnos a ir caminado, ir en bici, utilizar las escaleras, bajar una parada antes de nuestro destino del bus o del metro. Si realizamos un trabajo sedentario es recomendable levantarnos, estirarnos y movernos 1-3 minutos cada hora, haciendo activos nuestros descansos.

La práctica de la actividad física beneficiosa para nuestra salud incluye la realización de los siguientes tipos de ejercicios dependiendo de nuestra condición física y edad:

Ejercicios aeróbicos
 

Andar a paso ligero, nadar, montar en bici o correr, son beneficiosos porque al implicar que se muevan los grandes grupos musculares durante varios minutos o más, exigen al corazón y a los pulmones que se activen para transportar oxígeno a todo el organismo.

Mujer y niñas caminando ligero por el campo

Ejercicios que fortalecen los músculos
 

Los ejercicios que fortalecen los músculos son ejercicios de fuerza o de resistencia muscular, como hacer gimnasia con aparatos, saltar o subir escaleras.

chica con maquina en gimnasio musculando brazos

 

 

Ejercicios que mejoran los huesos
 

Los ejercicios que mejoran los huesos generalmente son los que hacen que nuestro cuerpo haga impacto contra el suelo, como por ejemplo saltar, correr, y hacer deporte. Son especialmente recomendables en las etapas de crecimiento (edad infantil y adolescente) porque es cuando más cantidad de masa ósea se produce.

Además son beneficiosos para prevenir la osteoporosis en la etapa adulta.

chico saltando jugando baloncesto

 

Ejercicios que mejoran la flexibilidad
 

señora con la pierna en alto haciendo kárateLos ejercicios para mejorar la flexibilidad mejoran la movilidad de las articulaciones y la capacidad de extensibilidad de los músculos, tendones y ligamentos. Son ejercicios como los estiramientos suaves, gimnasia, hacer yoga, Pilates o artes marciales.

Ejercicios para el equilibrio y la coordinación
 

Chica haciendo pilatesLos ejercicios para mejorar el equilibrio y la coordinación como el baile, el yoga, Pilates, Taichí etc. son muy recomendables para la prevención de caídas en las personas mayores.

¿Cómo de intensa puede ser la actividad física?

Dependiendo de nuestra condición física y edad, para alcanzar las recomendaciones sobre actividad física también es importante tener en cuenta el esfuerzo que tenemos que hacer, la intensidad con la que realizamos el ejercicio físico, existiendo distintos niveles:
 

Tabs

Leve
 

manos de varias personas plantando flores en un macetero

Se trata de aquella actividad que nos permite hablar o cantar sin esfuerzo mientras la realizamos, como por ejemplo caminar a paso lento o plantar algo en una maceta.

Moderada
 

Dos chicas jóvenes haciendo senderismoSe trata de aquella actividad que hace que aumente la sensación de calor y aparezca una ligera sudoración. Se acelera el ritmo del corazón y la respiración es más agitada pero se puede hablar sin sentir que falta el aire. Por ejemplo: caminar a paso ligero a más de 6 km/h ó paseando en bicicleta (16‐19 km/h).
 

Vigorosa
 

Es aquella actividad donde la sensación de calor y personas corriendo una carrerasudoración es más fuerte. El ritmo cardíaco es más elevado y cuesta más respirar, por lo que resulta difícil hablar mientras se practica. Por ejemplo, correr o ir en bicicleta pedaleando rápidamente (19‐22 km/h).