El Ramón y Cajal participa en un estudio sobre la alopecia como factor de riesgo en la COVID-19

PUBLICADO EN LA REVISTA JOURNAL OF THE AMERICAN ACADEMY

El Dr. Vañó, el Dr. Muñoz, la Dra. Hermosa, la Dra. Jiménez, el Dr. González, el Dr. Segurado y la Dra. Pérez del Servicio de Dermatología, y la Dra. Herrera del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Ramón y Cajal han participado junto con investigadores americanos en la publicación de un estudio acerca de la mayor incidencia en pacientes con alopecia androgénica de cuadros graves de la COVID-19.

Imagen representativa de coronavirus y de un varón con alopecia
25 junio 2020

Según los datos preliminares recogidos en el estudio, publicado en la revista Journal of the American Academy of Dermatology, se apoyaría la hipótesis de que los andrógenos -hormonas masculinas- podrían tener un papel en el desarrollo de infecciones más graves por coronavirus, y ello podría explicar la mayor tasa de infecciones graves y hospitalizaciones en varones.

Los mecanismos que podrían explicar esta mayor gravedad en pacientes con alopecia sería la mayor expresión de una estructura presente en la superficie de las células pulmonares -proteasa transmembrana serina 2–TMPRSS2-, necesaria para que el coronavirus penetre en las células. La estructura está relacionada con una mayor expresión de los receptores de andrógenos, fenómeno que aparece en pacientes con alopecia androgénica. La confirmación de esta hipótesis supondría que diferentes tratamientos “antialopecia” del grupo de los antiandrógenos podrían tener utilidad como terapias para disminuir la gravedad de la COVID-19.

Repercusión internacional

Un grupo con sede en Italia ha publicado a raíz de la investigación un estudio en Annals of Oncology en el que se han analizado a 9280 pacientes con COVID-19, observandose que los varones presentan infecciones más graves y aquellos con un cuadro clínico con cáncer de próstata y que reciben terapia antiandrogénica, desarrollan infecciones más leves en la mayoría de los casos sugiriendo un posible papel protector de los fármacos en la infección por SARS-CoV-2.

La hipótesis preliminar de la influencia de los andrógenos, en particular de la alopecia androgénica, como factor de riesgo para una mayor gravedad de la infección por COVID-19 puede abrir una nueva línea de investigación de la utilidad de ciertas terapias antiandrógenicas en la lucha contra el coronavirus.