Investigadores del Ramón y Cajal publican un estudio sobre el impacto COVID-19 en el embarazo

PUBLICADO EN LA PRESTIGIOSA REVISTA THE BRITISH MEDICAL JOURNAL

En el estudio participan el Dr. Javier Zamora, responsable de la Unidad de Bioestadística Clínica del Hospital Universitario Ramón y Cajal, y la investigadora predoctoral Elena C. Stallings, co-primera autora del trabajo y colaboradora del Grupo Epidemiología y Bioestadística Clínica, cuyo responsable es el Dr. Zamora. Se trata de una investigación colaborativa internacional que analiza el impacto de la COVID-19 en el embarazo, y que engrandece la brillante trayectoria en investigación en poblaciones vulnerables del equipo del Dr. Zamora.

Imagen icónica de coronavirus junto a una embarazada
09 septiembre 2020

El estudio ha encontrado que las mujeres embarazadas y hospitalizadas con COVID-19 tienen menos probabilidades de manifestar los síntomas más comunes de la enfermedad como fiebre o dolor muscular que las mujeres no embarazadas de la misma edad. Además estas mujeres pueden tener un mayor riesgo de hospitalización en cuidados intensivos.

Esta revisión sistemática “viva” (“living systematic review”) ha sido desarrollada fruto de una colaboración internacional entre expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de la Universidad de Birmingham, del CIBER de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP) y del Instituto Ramón y Cajal de Investigación Sanitaria -IRYCIS-. En esta revisión se analizó la evidencia existente de 77 estudios de cohortes para responder a una serie de preguntas de investigación sobre cómo afecta el virus a las mujeres durante y después del embarazo. En conjunto, el estudio analizó los resultados de 11.432 mujeres embarazadas de EE.UU., Europa, Asia central y sudoriental y América del Sur.

El estudio encontró que, además de ser menos propensas a mostrar síntomas y tener un mayor riesgo de ser admitidas en unidades de cuidados intensivos, las mujeres que dan positivo al virus del SARS-CoV-2 también tienen más probabilidades de experimentar un parto prematuro. Los resultados también mostraron que una cuarta parte de los bebés nacidos de madres con el virus fueron admitidos en unidades de cuidados neonatales, pero, lo que es más importante, las tasas de mortalidad fetal y neonatal fueron bajas.

Los expertos también identificaron una variedad de factores de riesgo maternos asociados con el desarrollo de COVID-19 grave, que incluían tener una mayor edad, tener sobrepeso o tener afecciones preexistentes como hipertensión o diabetes que podrían aumentar la gravedad de la infección en estas mujeres y aumentar la probabilidad de ingreso en unidades de cuidados intensivos o la necesidad de soporte ventilatorio.

El Dr. Javier Zamora, responsable de la Unidad de Bioestadística Clínica del Hospital Universitario Ramón y Cajal, resalta la envergadura del trabajo realizado en esta revisión sistemática que se considera viva al estar siendo constantemente actualizada: “Un equipo internacional de más de 30 investigadores ha realizado hasta la fecha 7 rondas de actualización de esta revisión que se inició en pleno pico de la pandemia en España. Nuestro compromiso es actualizar esta revisión periódicamente para recoger las evidencias que se vayan publicando en los próximos meses para entender cómo afecta la COVID-19 a la población de mujeres embarazadas”.

El estudio ha demostrado la necesidad de una mayor conciencia de los profesionales de la salud sobre los efectos de la COVID-19 sobre mujeres embarazadas y sus recién nacidos, y se deben considerar las vías de atención que implican el acceso a cuidados intensivos o unidades especializadas de cuidado infantil.

El estudio completo: "Enfermedad por coronavirus (COVID-19) en el embarazo: una revisión sistemática viva sobre manifestaciones clínicas, factores de riesgo, resultados maternos y perinatales" se publicó el martes 01 de septiembre de 2020, en la revista The BMJ.