El Servicio de Neonatología del Hospital Gregorio Marañón celebra el Día Mundial del Niño Prematuro

Las familias han recibido unos marcapáginas con las huellas de sus bebés

El Hospital General Universitario Gregorio Marañón ha celebrado el Día Mundial del Nacimiento Prematuro con el objetivo puesto en la humanización en el cuidado de los bebés prematuros que está demostrado que favorece su desarrollo, tanto físico como neurológico. En este día tan especial, el Servicio de Neonatología de este hospital público madrileño se ha teñido de color púrpura, que representa la sensibilidad, y los profesionales han obsequiado a las familias con unos marcapáginas personalizados con las huellas de sus bebés. Además, todos han podido hacerse fotos en un marco muy especial formado por una línea de patucos, que se ha convertido en el símbolo del Día Mundial de la Prematuridad.

marcapaginas personalizados
18 noviembre 2022

El Servicio de Neonatología del Hospital Gregorio Marañón está catalogado como centro de referencia y se especializa en la atención a los pacientes neonatales más graves, como aquellos que nacen en edades gestacionales al límite de la viabilidad, con graves problemas cardiovasculares, respiratorios, metabólicos y neurológicos, siendo capaz de dar respuesta eficaz a cada una de las posibles necesidades de diagnóstico y tratamiento de las complicaciones perinatales y neonatales.

Se trata de una unidad de puertas abiertas, que permite la entrada libre de los padres las 24 horas al día, con un diseño específico que ha dotado al centro de características propias como la individualización de las estancias, amplios espacios para las familias, cierre automatizado de puertas en áreas de hospitalización con número reducido de pacientes por área, zonas de espera adecuadas, regulación de la luz y la temperatura de forma individual. Estas y otras características han permitido que el Hospital Gregorio Marañón sean un centro pionero en atención individualizada al bebé prematuro, centrada no sólo en cuidados del desarrollo, sino también en la atención integral a la familia.

Cuidados centrados en la familia

El objetivo es incorporar a los padres en el cuidado de sus hijos desde el ingreso y esto ha llevado a formar a todo el personal sanitario en aspectos relacionados con los “cuidados centrados en la familia”, organizando cursos monográficos, charlas periódicas y grupos de trabajo.

Los profesionales que trabajan en este servicio intentan mantener para el recién nacido un ambiente y unos cuidados específicos que ayuden a mejorar el vínculo con sus padres y su neurodesarrollo a largo plazo y, periódicamente, participan en proyectos de investigación con el fin de mejorar aspectos como el cuidado canguro o “piel con piel”, la lactancia materna, la comunicación continua y fluida con los padres teniendo en cuenta sus opiniones y decisiones en todo momento.

Para fomentar esta relación, el Marañón cuenta con una escuela de padres donde se imparten charlas periódicas en las que, aparte de recibir información, las familias están invitadas a participar activamente para poder aportar opiniones y resolver cuestiones específicas sobre el cuidado de sus hijos. Por otro lado, durante la hospitalización de un bebé prematuro es frecuente que se generen situaciones complejas, por eso, es muy importante el apoyo psicológico que reciben las familias durante todo el ingreso.