El Hospital Gregorio Marañón intensifica la atención a mujeres víctimas de violencia de género

El programa ATIENDE ha realizado más de 200 intervenciones durante la pandemia

El Instituto de Psiquiatría y Salud Mental del Hospital Gregorio Marañón cuenta con el programa ATIENDE para atender a mujeres víctimas de violencia de género y sus hijos e hijas en base a un programa conjunto desarrollado entre la Consejería de Sanidad y la Dirección General de Igualdad de la Consejería de Políticas Sociales, Familia, Igualdad y Natalidad, y que está integrado en el Plan Regional contra la Violencia de Género de la Comunidad de Madrid. Este programa se ha mantenido activo en todo momento pese a la pandemia de la Covid19 y ha desarrollado formas telemáticas de atención a las mujeres, incrementando el seguimiento en los casos más graves. Durante este periodo, la atención se ha desarrollado a diario por Leticia Camarillo, psicóloga clínica, y Laura Zaragoza, trabajadora social, con el apoyo del psiquiatra Francisco Ferre.

fachada instituto psiquiatria marañon
25 mayo 2020

El programa ATIENDE, puesto en marcha por el Instituto de Psiquiatría y Salud Mental del Hospital Gregorio Marañón, ha desarrollado durante la pandemia programas de videoconferencia y llamadas para el seguimiento de mujeres víctimas de violencia de género. 

Las pacientes que revisten mayor gravedad, aquellas que todavía viven con sus maltratadores, han supuesto un cinco por ciento de las intervenciones realizadas.  Todas ellas han sido localizadas y se les ha proporcionado información sobre teléfonos de emergencia y recursos de ayuda a las víctimas de la violencia de género en funcionamiento y se les ha recordado que pueden salir a la calle a pedir ayuda, denunciar, o llamar a la policía.

Con aquellas de ellas que informaban de que no había riesgo (por cercanía del maltratador) de que fueran contactadas desde ATIENDE, se contactó varias veces con cada una habiendo informado estas de que la situación con sus parejas o exparejas estaba tranquila. Las conversaciones en estos casos son breves, con valoración del riesgo y con recuerdo de los teléfonos.

Con aquéllas pacientes que tienen el maltratador cercano hay que ponerse en contacto a través de familiar y se acuerdan las llamadas en función de la disponibilidad de ellas.

El resto de las mujeres que mantienen aún relación con sus maltratadores pero no conviven han sido contactadas en los primeros días del confinamiento para valorar el riesgo e informar de los recursos. Con aquellas que conviven con sus maltratadores y no se ha podido contactar o no era seguro se ha mantenido coordinación con los dispositivos que las habían derivado y que tenían contacto con ellas.

Las pacientes con cita programada en estos días han sido telefoneadas en el día que tienen cita y las que no tuviesen cita programada también han sido contactadas a diario o cada 2-3 días para confirmar su situación.

En todos los casos, especialmente en la de detección de mayor gravedad, se adaptan las llamadas al estado y situación de la paciente. Durante lo que va de pandemia no ha sido necesario atender a ninguna paciente en modo presencial, siendo ellas las primeras que prefieren no salir de su domicilio. Se ha llamado a 161 pacientes y en 15 casos ha habido que hacer un seguimiento con mayor frecuencia. En total se han realizado 202 intervenciones.

Casos nuevos

Aunque durante las primeras semanas han descendido el número de pacientes que han ingresado en el programa ATIENDE, similar al resto de la actividad sanitaria no-COVID, se  han realizado 15 entrevistas nuevas a pacientes derivadas en estos días, 6 por videoconferencia y las otras telefónicamente, con un seguimiento posterior.

Todas ellas pasarán a recibir la atención que precisen en los dispositivos habilitados por la Comunidad de Madrid y por el Instituto de Psiquiatría y Salud Mental del Hospital Gregorio Marañón.