Enfermeras del Gregorio Marañón optimizan el resultado de las muestras de gasometrías arteriales

Deben conservarse a temperatura ambiente y analizarse en los 30 primeros minutos

Enfermeras del Laboratorio de Pruebas Funcionales del servicio de Neumología del Hospital Gregorio Marañón han realizado un estudio que concluye que el método de conservación de las muestras que se recogen en las pruebas de gasometría arterial influye de manera directa en los principales parámetros que se contemplan en dicha prueba. Conocer con exactitud si existen variaciones de los valores gasométricos en función del método de conservación puede ser determinante en el diagnóstico de las patologías respiratorias. Esta investigación establece que la idoneidad para evitar la variabilidad en los resultados es analizar las muestras en los 30 primeros minutos tras la extracción y que su conservación sea a temperatura ambiente. El trabajo ha obtenido el premio a la mejor comunicación de enfermería durante la celebración del XXIV Congreso Regional de Neumología de NEUMOMADRID.

enfermeras con diploma
28 enero 2020

La gasometría arterial es la prueba más rápida y eficaz de monitorización respiratoria que permite, mediante una muestra de sangre arterial, conocer la situación de la función respiratoria. La principal indicación de la gasometría arterial es el diagnóstico, pronóstico y monitorización del tratamiento de la insuficiencia respiratoria.

Conocer la variabilidad de los parámetros gasométricos en relación con el método de conservación ha sido el objeto de estudio del equipo de enfermería del Laboratorio de Pruebas Funcionales del servicio de Neumología, que dirige Luis Puente, y en el que han participado las enfermeras Margarita Hernández, Rosa María Rojas, Gema Villa, y Carmen Grijalba, junto a José Javier García, jefe de la sección de Broncoscopia.

Los resultados concluyeron que si bien la recomendación es analizar la muestra inmediatamente tras su extracción, en caso de no poder hacerlo así, el método de conservación sí influía directamente en estos parámetros. En este estudio, se encontró que la conservación a temperatura ambiente en los primeros 30 minutos de la extracción era más idónea, ya que representa una menor variabilidad que las que se conservaron en hielo picado, lo que influye directamente para el diagnóstico clínico y el manejo de las patologías respiratorias.

Para realizar este estudio, se evaluaron hasta un total de 100 pacientes seleccionados al azar, según iban realizándose la prueba en el laboratorio de pruebas funcionales. Se midieron los parámetros más importantes de la gasometría arterial, como son el PH, el oxígeno, el dióxido de carbono y se realizó un análisis descriptivo sobre la manera de conservación de estas muestras y como variaban si se conservaban a temperatura ambiente o en hielo picado, a los 30 y a los 60 minutos respectivamente.