¿Mi hijo tiene fimosis?

  • Hay fimosis cuando es imposible de retraer completamente la piel distal del pene o prepucio dejando al aire el glande. Es fisiológica al nacimiento y durante los primeros años de la infancia (4-5 años).

    Durante este tiempo, la piel permanece unida al glande por adherencias laxas que se van despegando con las erecciones naturales del niño y con las maniobras de limpieza del baño. Existe una secreción blanca normal o esmergma que se acumula si no se puede retraer el prepucio para eliminarla.

    Cuando la piel es estrecha y no desciende, el ermergma se puede infectar y provocar una balanitis (inflamación y secreción con pus) que en ocasiones agrava la estrechez.

    En ocasiones el tratamiento médico con cremas puede acelerar el despegamiento de las adherencias y mejorar la estrechez.

    Su pediatra le señalará cuándo debe consultar a un Cirujano Pediátrico.