Huevos con cáscara en una huevera

Salmonelosis: la zoonosis más común en brotes alimentarios

¿Cómo prevenir la salmonelosis?

Las comidas preparadas con huevo crudo o poco cocinado y los ovoproductos son la principal fuente de infección de Salmonella, especialmente la mayonesa, las salsas, las cremas y los dulces. No obstante, hay otros alimentos implicados como la carne de cerdo y de pollo y los vegetales.

En 2016 se notificó un total de 94.530 casos de salomelosis en toda Europa*. Aunque este número se ha reducido en los últimos años, Salmonella sigue siendo el agente causal de brotes alimentarios más común (22,3% de todos los brotes). Esta bacteria vive en el intestino de las personas y de los animales sanos y se transmite por contacto del alimento con las heces o del agua con la que éste entra en contacto. La falta de higiene al manipular los alimentos es una causa evitable a lo largo de la cadena alimentaria:en la explotación, en el matadero, en la industria y por supuesto, en el hogar.

*The European Union summary report on trends and sources of zoonoses, zoonotic agents and food-borne outbreaks in 2016(EFSA Journal 2017;15(12):5077 )

Medidas preventivas en la producción primaria

Medidas de prevención y control en los mataderos

Medidas de prevención y control durante el procesado