Trozos de melón y sandía cortados

La fruta cortada, ¡siempre refrigerada!

La fruta cortada debe mantenerse en la nevera hasta que se consuma, tanto en el hogar como en las tiendas de alimentación y en los restaurantes.

Las frutas son muy sanas y seguras, pero no están exentas de riesgos: hay bacterias patógenas, como Salmonella, Listeria y Escherichia coli, que pueden contaminarlas y multiplicarse en ellas. Para proteger su salud y evitar problemas, siga las pautas que le indicamos a continuación.

Las bacterias más frecuentes en la fruta cortada: amplíe información

Botes de vidrio con vegetales en conserva

Conservas vegetales