Un médico del Hospital de Alcalá, premiado en el Congreso Mundial de Cuidados Paliativos

EL GALARDÓN ES POR UN ARTÍCULO SOBRE LA ATENCIÓN DE PACIENTES CON EPOC GRAVE

Daniel Gainza, médico del Equipo de Soporte Hospitalario de Paliativos del Hospital de Alcalá, ha recibido el premio a la mejor Comunicación Europea por la Asociación Europea de Cuidados Paliativos por un artículo publicado en la prestigiosa revista norteamericana “Journal of Palliative Medicine” sobre la atención domiciliaria a pacientes con EPOC grave. Gainza ha recogido el premio en Berlín el pasado 23 de mayo, durante el 16º Congreso Mundial de Cuidados Paliativos.

Momento de la entrega del premio
06 junio 2019

La concesión del galardón es por el artículo “Rompiendo barreras: Estudio prospectivo de un grupo de pacientes con EPOC grave con el objetivo de describir su supervivencia y necesidades al final de la vida” escrito en la revista “Journal of Palliative Medicine”, publicación norteamericana de referencia en el ámbito de los cuidados paliativos. Charles Von Gunten, profesor de Oncología en la Universidad y editor jefe de esta publicación, fue el encargado de entregarle el premio.

Gainza es el autor principal de este trabajo en el que colaboran: la enfermera, Eva María Sanz-Peces, del Equipo de Soporte de Atención Domiciliaria (ESAD) de la Dirección Asistencial Norte de la Consejería; Alberto Alonso-Babarro, responsable de la Unidad de Cuidados Paliativos de La Paz; María Varela-Cerdeira, médico de la Unidad de Cuidados Paliativos; y Concha Prados-Sánchez, jefa de Sección de Neumología del Hospital de La Paz. 

Además, este trabajo ha contado con Guadalupe Vega-Alemán, Ricardo Rodríguez-Barrientos y Elena Polentinos-Castro, de la Unidad de Apoyo a la Investigación de la propia Dirección General de Atención Primaria de la Consejería de Sanidad.

Un modelo de atención integrado
El estudio pone el foco en las dificultades para acceder a los cuidados paliativos de los pacientes con EPOC grave y ofrece los resultados de un modelo de atención integrado donde cuidados paliativos hospitalarios, Neumología, Atención Primaria y equipos de atención paliativa domiciliaria trabajan de forma coordinada. Así, muestra en el artículo, se mejora la calidad de vida de los pacientes en su casa, su control sintomático y el desarrollo de una correcta planificación anticipada de cuidados junto con pacientes y familiares.

El análisis tuvo lugar en el ámbito domiciliario por parte del equipo de soporte de atención domiciliaria del área norte de Madrid, donde trabajaba anteriormente Daniel Gainza, junto con el Hospital de La Paz. Se analizaron las variables sociodemográficas; la supervivencia desde la fecha de inicio del seguimiento mediante el modelo de Kaplan-Meier; la calidad de vida percibida; la sintomatología principal; el consumo de recursos de salud; el uso de opioides; y la planificación de la atención avanzada (ACP).

Desde su incorporación al Hospital Universitario Príncipe de Asturias (HUPA), en agosto de 2018, este modelo se ha integrado en el propio centro, de modo que se realiza el seguimiento de pacientes con EPOC avanzado conjuntamente con el Servicio de Neumología y se coordina la atención de estos pacientes en el domicilio con el ESAD de la Dirección Asistencial Este.

Esta fórmula de atención demuestra que, al tener una atención continuada en el domicilio, el paciente precisa de menos visitas a los Servicios de Urgencias y a ingresos hospitalarios, con lo que mejora la calidad de vida en las fases finales de su enfermedad.