Estrabismo y nistagmus

El estrabismo es la falta de paralelismo ocular, que puede provocar ambliopía  en los primeros años de vida (falta de desarrollo de la visión de uno o dos ojos u ojo vago), diplopía (o visión doble) y alteración de la visión de profundidad y tridimensional.

El nistagmus es un movimiento oscilatorio de los ojos

  • Puntos clave

    • La desviación de los ojos en los primeros meses de vida puede ser normal en un recién nacido, siempre y cuando sea de pequeño ángulo e intermitente.  Si persiste a partir del 4-6º mes de vida o es constante y/o de gran ángulo, debe ser remitido al oftalmólogo.
    • Existen muchos tipos de estrabismo, horizontales hacia dentro (endotropias) o hacia fuera (exotropia), verticales o torsionales. Cada uno de ellos se trata de forma específica con corrección del defecto de refracción, toxina botulínica y/o cirugía. Que exista indicación de tratamiento o la edad en la que adecuado, depende del tipo de estrabismo y las circunstancias individuales.
    • Muchos niños con estrabismo desarrollan ambliopía y es posible que se le paute tratamiento penalizador (con parche, atropina…) para favorecer el desarrollo de la visión de ambos ojos. Salvo en casos concretos como casos de exotropia intermitente, la penalización con parche no corrige el estrabismo.
    • Los nistagmus en la infancia pueden ser de origen idiopático (sin causa), sensorial (secundario a patología ocular como el albinismo) o de origen central (raros). Para distinguir entre unos y otros es importante realizar una anamnesis y una exploración oftalmológica completa pues presentan características específicas.

    Cuidados perioperatorios

    • Las cirugías de estrabismo o nistagmus se realizan en general en régimen ambulatorio. La primera revisión se hará a las 24-72 horas de la cirugía y si no hay complicaciones, el niño podrá volver a la guardería o al colegio sin realizar educación física ni bañarse en la piscina o agua salada durante dos semanas.
    • La toxina botulínica empieza a hacer efecto al cabo de 3 a 5 días tras la inyección. El efecto máximo se alcanza al mes y se puede valorar su efecto a los tres a seis meses. Se puede caer uno o los dos párpados y se puede desviar en sentido contrario al principio. Pero casi siempre estos efectos son  esperables y reversibles.
    • Tras la cirugía se pautarán colirios anti-inflamatorios y antibióticos durante dos o tres semanas.