Deficiencia visual cerebral

Causa más frecuente en la actualidad de deficiencia visual en la infancia en los países desarrollados. Se trata de la secuela del daño sobre las radiaciones ópticas, la corteza visual y/o los fascículos eferentes dorsal o ventral, por múltiples causas como la prematuridad, el daño hipóxico-isquémico perinatal, las malformaciones, infecciones del sistema nervioso central o metabolopatías.

  • Estos niños pueden presentar:

    • Pérdida visual variable y fluctuante en el tiempo
    • Uso del campo visual periférico
    • Fotofobia o por lo contrario, dirigir la mirada a las luces de forma compulsiva
    • Pobre atención a los estímulos visuales complejos
    • Respuesta demorada a los estímulos visuales
    • Mejoría de la función visual en entornos conocidos con objetos familiares
    • Problemas para percibir la profundidad

     

    Puntos clave

    • La atención de estos niños debe ser multidisciplinar, coordinada por el Servicio de Neonatología, y con la colaboración de los Servicios de, Neuroradiología y Psicología Clínica.
    • A la exploración básica oftalmológica de un niño, hay que añadir pruebas adicionales y cuestionarios específicos para poder identificar las limitaciones que presentan estos niños