Cirugía vitrorretiniana en la infancia

La patología vítreo-retiniana en la edad pediátrica engloba un conjunto de enfermedades complejas que en muchas ocasiones pueden requerir más de un acto quirúrgico para su tratamiento, bien sea por las características propias de estos ojos, así como por el mayor grado de inflamación postquirúrgica que presentan los pacientes pediátricos en comparación con adultos. 

Pueden emplearse procedimientos esclerales (por fuera del ojo) y/o vitrectomía (cirugía intraocular). En muchas ocasiones es necesario reemplazar el cuerpo vítreo (gel que rellena el ojo naturalmente) con algún agente tamponador que puede ser un gas o un aceite de silicona, con distintos tiempos de duración en el ojo.  Si se utiliza una silicona, se suele extraer meses después de la primera cirugía (dependiendo este tiempo de cada caso y de sus particularidades). 

  • Puntos clave

    • Las cirugías se realizan bajo anestesia general, requiriendo el ingreso del paciente ese mismo día por la mañana y en ocasiones el día antes
    • Permanecen ingresados el día de la cirugía y se les suele dar el alta a la mañana siguiente tras ser explorado en consulta.
    • Tras la cirugía, se deja tapado el ojo intervenido con un parche que se retira 24h después de la cirugía, y posteriormente se pautan 2 tipos de colirios durante aproximadamente 1 mes; además de corticoides orales en caso de que el paciente lo precise.
    • Se realizarán nuevas revisiones semanalmente las primeras 2 semanas y luego al mes de la cirugía pero cada caso particular es diferente y se pautarán las revisiones individualmente.