Unidad de Parálisis Facial

Servicio

La Unidad de Parálisis Facial está formada por un conjunto de profesionales del Hospital Universitario La Paz que actúan de manera coordinada para ofrecer el tratamiento más adecuado a los pacientes con parálisis facial, bien aguda o bien de larga evolución.

Dichos profesionales pertenecen a los Servicios de Otorrinolaringología (ORL), Cirugía Maxilofacial, Medicina Física y Rehabilitación, Oftalmología, Neurocirugía, el Servicio de Neurología y la Unidad de Neurofisiología, así como Neurología Pediátrica y el área de Neurorradiología del Servicio de Radiodiagnóstico.

  •  

    La parálisis facial es uno de los cuadros clínicos más incapacitantes para el paciente, con consecuencias sociales y psicológicas en ocasiones devastadoras. El grado de incomodidad que la población general siente ante una persona con parálisis facial es solamente comparable al que siente con una persona con una enfermedad psiquiátrica, y mucho mayor que el reflejado ante una persona con retraso mental, senil, sorda, ciega o en silla de ruedas.

    La ausencia de un protocolo de actuación claro ante la parálisis facial aguda genera errores frecuentes en el tratamiento inicial de los enfermos, con pautas de corticoterapia inadecuadas, uso errático de antivirales, problemas oculares evitables y enfoque de pacientes con otras patologías como si fueran parálisis faciales idiopáticas.

    Una lesión quirúrgica, traumática o infecciosa del nervio facial requiere con frecuencia, una actitud quirúrgica decidida. El paso del tiempo disminuye las posibilidades de reinervación. La falta de conocimiento y experiencia hace que muchos especialistas no se enfrenten con el problema, con lo que el resultado será mucho peor que si se enfoca correctamente y a tiempo.

    Muchos facultativos desconocen aún el abanico de posibilidades quirúrgicas que se puede ofrecer a un paciente con parálisis facial establecida de larga evolución, y es frecuente encontrar pacientes a los que no se ha ofrecido una solución a su grave problema en muchos años.

    A través de conversaciones con los facultativos del centro y los médicos de atención primaria, se ha constatado la falta de información sobre los enfoques y tratamientos que las diversas especialidades involucradas en la parálisis facial pueden ofrecer a los pacientes.

    El tratamiento de las parálisis faciales debe realizarse en centros de referencia con equipos multidisciplinares especializados que puedan ofrecer al paciente todas las opciones terapéuticas existentes, desde las más sencillas a las más complejas, pasando por el amplio abanico de técnicas complementarias y de rehabilitación.

    En el Hospital Universitario La Paz, varios servicios llevan tiempo colaborando en la valoración y tratamiento de los pacientes con parálisis facial. Inicialmente fueron ORL, Maxilofacial, Rehabilitación y Neurofisiología. Posteriormente se han ido sumando varios servicios más.

    Estos servicios llevan funcionando como “unidad de parálisis facial” desde 2002. Los enfermos con parálisis facial severa han sido evaluados por los profesionales de los servicios mencionados, quienes a través de hojas de interconsulta, correo electrónico y vía telefónica se han coordinado para que los pacientes recibieran la mejor atención y fueran tratados y seguidos por los especialistas pertinentes.

    Además del contacto entre los especialistas generado por la práctica clínica, desde el año 2006, se realiza un curso de Formación Médica Continuada en el Hospial La Paz (Avances en el manejo de la parálisis facial), en el que todos los servicios del centro que componen la unidad presentan sus resultados actualizados.

    En 2012 y 2014 el curso ha adquirido una dimensión internacional incluyendo profesores de reconocido prestigio nacional e internacional en el campo de la parálisis facial. En ambos casos, la Viceconsejera de Sanidad, Doña Belén Prado,inauguró el curso, ratificando la Unidad en 2012 y felicitando a sus miembros en su décimo cumpleaños. 

    En febrero de 2016 se realizará la siguiente edición del curso, con un enfoque totalmente internacional.

    Parálisis Facial
  • El objetivo fundamental de la Unidad de Parálisis Facial es ofrecer a los pacientes afectados un tratamiento integral y multidisciplinar de su patología, ofreciendo la mejor combinación de tratamientos médico, quirúrgico y rehabilitador.

    Para ello se establecen varios objetivos secundarios:

    Establecer un protocolo de tratamiento en la parálisis facial que permita a los cirujanos elegir la técnica o técnicas quirúrgicas más adecuadas en cada caso teniendo en cuenta factores como el tiempo transcurrido desde la parálisis, el grado de afectación de la motilidad facial, la edad y el estado del paciente, y sus expectativas de recuperación.

    Ofrecer información a los pacientes acerca de los diversos procedimientos médicos y quirúrgicos existentes y lo que es posible obtener con cada uno de ellos. La opinión del paciente y sus expectativas son fundamentales en la elección de la opción terapéutica puesto que la rehabilitación de la cara paralizada no es una necesidad vital pero sí puede ser de vital importancia en su vida social y afectiva.

    Imagen. Paciente con una parálisis facial derecha de larga evolución ocasionada por una cirugía de oído hace más de 30 años. Tras el tratamiento rehabilitador y la infiltración de toxina botulínica se aprecia una mejoría clara tanto de la simetría en reposo como del movimiento facial

    Parálisis Facial
  • Coordinador de la Unidad de Parálisis Facial

    Luis Lassaletta Atienza.  Jefe de Sección.  Servicio de ORL Tfno. 91 7277261 (Consulta de Otoneurología) Correo de la unidad: lapazparalisisfacial@salud.madrid.org

     

    Personal que compone la Unidad de Parálisis Facial

    Servicio de ORL  Tfno. 91 7277261 (Consulta de Otoneurología)

    • Javier Gavilán Bouzas. Jefe de Servicio 
    • Luis Lassaletta Atienza. Jefe de Sección 
    • Juan Ignacio De Diego Sastre. Médico adjunto 
    • Pilar Prim Espada. Médico adjunto

    Servicio de Cirugía Maxilofacial 

    • Miguel Burgueño García. Jefe de Servicio
    • Teresa González Otero. Médico adjunto  

    Servicio de Medicina Física y Rehabilitación 

    • Susana Moraleda Pérez. Jefe de Sección

    Servicio de Oftalmología 

    • Alvaro Arbizu Duralde. Jefe de Sección 
    • Margarita Sánchez Orgaz. Médico adjunto 
    • Ricardo Romero Martín. Médico adjunto 
    • Pilar Molia Clos. Médico adjunto 
    • María Granados. Médico adjunto  

    Servicio de Neurocirugía

    • Jose María Roda. Jefe de Servicio

    Servicio de Neurofisiología 

    • Susana Santiago Pérez. Médico Adjunto
    • María del Mar Santiago Sanz. Médico Adjunto  

    Servicio de Neurología 

    • Francisco Javier Rodríguez de Rivera. Médico Adjunto

    Servicio de Neurología infantil

    • Samuel Ignacio Pascual Pascual. Jefe de Sección 

    Servicio de Neuro-Radiología

    • Pilar García Raya. Médico Adjunto
    • Amelia Fernández-Zubilaga. Médico Adjunto
  • Números de casos tratados

    Se calcula que entre todos los servicios que componen la unidad se verán unos 400-500 enfermos con parálisis facial cada año.

    En el caso de los tumores de la base del cráneo, la colaboración entre el Servicio de ORL y el Servicio de Neurocirugía permite realizar un abordaje multidisciplinario para los tumores de la base del cráneo lateral, especialmente pacientes con neurinoma del acústico (Dr Gavilán, Dr Roda y Dr Lassaletta). En 2010, el número total de pacientes vistos en la consulta monográfica de neurinomas fue 276 (263 en 2009). Se calcula que un 50% de los pacientes tendrán una parálisis facial. Gracias al tratamiento en la unidad de Parálisis facial, el porcentaje de pacientes con parálisis completa definitiva es inferior a 5%.

    Los casos complejos de parálisis facial otógena, iatrogénica, traumática y los tumores originados en el nervio facial requieren un tratamiento por cirujanos expertos en cirugía de la base del cráneo y otoneurocirugía. El Servicio de ORL del HULP es centro de referencia nacional para este tipo de patología y tiene la capacidad de realizar cualquier tipo de abordaje a la base del cráneo lateral para tratar estas patologías.

    El tratamiento adecuado de los tumores malignos de glándula parótida requiere en algunas ocasiones el sacrificio del nervio facial o de alguna de sus ramas. Estos casos deben ser bien planificados para minimizar las secuelas de la parálisis facial, si es posible en el mismo acto quirúrgico. El Servicio de Cirugía Maxilofacial tiene una amplia experiencia en el tratamiento de estos tumores. La exposición y reconstrucción del nervio dentro del hueso temporal y de la glándula parótida se aborda de forma óptima con la colaboración de los servicios de Cirugía Maxilofacial y ORL.

    El tratamiento de la parálisis facial establecida requiere el conocimiento de técnicas microquirúrgicas para la realización de injertos y colgajos microvasculares. La Dra González del Servicio de Cirugía Maxilofacial tiene amplia experiencia en este campo, con numerosos casos de reconstrucción de la cara paralizada.

    La experiencia sólo en el tratamiento con toxina botulínica se eleva a más de 200 pacientes (Dra Moraleda). Actualmente, puede haber casi 200 enfermos a los que se trata o ha tratado con 10 o más sesiones cada uno, lo que supone probablemente la mayor casuística del país. 

     

  • Plan de Calidad  

    El plan de calidad de la Unidad de Parálisis Facial se articula alrededor de unos principios fundamentales: 

    1. Revisión continua de la mejor evidencia científica disponible para su aplicación a la práctica clínica.
    2. Establecimiento de sistemas de auditoría para monitorizar el impacto de la actividad desarrollada: repetición de las encuestas a profesionales y pacientes con metodología similar a las ya realizadas en nuestro centro, lo que permite realizar comparaciones e identificar oportunidades de mejora.
    3. Mantenimiento y análisis del programa de calidad actualmente en marcha basado en los siguientes indicadores y estándares:
    4. Calidad percibida:
      • Desarrollo de encuestas de satisfacción
      • Análisis de reclamaciones
      • Elaboración y actualización de cartas de servicios
      • Estudio y adecuación de documentos informativos para pacientes y familiares
      • Establecimiento de circuitos de información
      • Revisión y adecuación de cartelería
      • Elaboración de planes de mejora y su seguimiento en función de incidentes detectados
    5. Calidad científico-técnica
      • Elaboración y consenso de protocolos, guías y vías clínicas
      • Establecimiento de indicadores de calidad y revisión de estándares de la actividad asistencial.
    6. Gestión de riesgos y seguridad del paciente
      • Programa de Cirugía Segura
      • Programa de Higiene de Manos
      • Programa de farmacovigilancia
      • Elaboración de mapa de riesgos
      • Registro de incidentes críticos
    7. Acreditaciones y certificaciones
      • Aplicación de metodología para obtención de certificados ISO, con especial interés en la certificación ISO 9001:2008 del Área de Calidad.
      • Acreditación de procedimientos de referencia a nivel nacional y autonómico
    8. Gestión de los documentos de consentimiento informado: elaboración, revisión, validación y difusión.

Paciente

Asistencia

Docencia

  • Desde el año 2006, se realiza un curso sobre Avances en el manejo de la parálisis facial. Programa edición 2020

    Los directores son Luis Lassaletta, Teresa González, Susana Moraleda y Javier Gavilán. En este curso, todos los servicios del centro que componen la unidad presentan sus resultados actualizados.

    El objetivo general de este curso es establecer las pautas correctas de actuación ante un enfermo con parálisis facial aguda que acude a un Centro de A. Primaria o a una Urgencia Hospitalaria. Igualmente se describen las indicaciones quirúrgicas y expectativas reales que se pueden ofrecer a un paciente con parálisis facial establecida. Todo ello se aborda desde los puntos de vista de diferentes especialistas.

    Objetivos pormenorizados

    • Actualizar el diagnóstico y el tratamiento de la parálisis facial idiopática (Parálisis de Bell)
    • Diferenciar las parálisis faciales que requieren un manejo diferente de la Parálisis de Bell ( Zoster Ótico, Parálisis otógenas, Parálisis traumáticas, Parálisis centrales)
    • Determinar los casos que precisan ingreso hospitalario o una intervención quirúrgica
    • Conocer las principales técnicas quirúrgicas que se pueden ofrecer al paciente con una parálisis facial establecida y sus expectativas reales
    • Conocer las principales pautas de Rehabilitación para un enfermo con parálisis facial
    • Dar a conocer la Unidad de Parálisis Facial del HULP

    Desde hace varios años, se imparten cursos teórico-prácticos acerca del tratamiento con toxina botulínica en la parálisis facial periférica, a médicos rehabilitadores que acuden al Hospital Universitario La Paz desde diferentes hospitales del resto de España. En ellos se trata de dar a conocer:

    • Valoración de los pacientes con parálisis facial en distintos momentos evolutivos
    • En función de dicha exploración, se establecen objetivos terapéuticos
    • Decisión de dosis y puntos de infiltración para conseguir dichos objetivos

Investigación

Contacto

10 + 4 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.