El Hospital La Paz recibió consultas acerca de 1.100 personas mayores de residencias de su área

El Servicio de Geriatría cuenta con un Plan de Contingencia ante un rebrote

El Hospital Universitario La Paz ha sido uno de los hospitales de la red madrileña con una mayor presión asistencial en los días más duros de la pandemia de la COVID-19 en nuestro país. Uno de los mayores retos a los que se ha enfrentado el hospital ha sido gestionado a través del equipo de Geriatría de Enlace, que ha servido de nexo de unión entre el hospital y las 40 residencias de personas mayores de su área de influencia, ofreciendo atención a las más de 4.000 personas institucionalizadas en estos centros

Paciente Geriatrico
01 julio 2020

El colectivo más vulnerable en cuanto a la gravedad de la enfermedad ha sido el de las personas mayores. Algunas actuaciones y estrategias aplicadas por parte del Servicio de Geriatría del Hospital La Paz han experimentado importantes avances y van a suponer una mejora en la coordinación futura entre el hospital y las residencias de mayores de su área de influencia.

El contacto permanente entre ambos niveles asistenciales, esencial

Durante los dos meses y medio más duros de la pandemia, se mantuvieron más de 1.800 conversaciones telefónicas, unas 24 al día, entre el Hospital La Paz y los centros sociosanitarios. Las jornadas fueron de 14 horas diarias de trabajo que evitaron el aislamiento de las residencias. Gracias a esta comunicación continua, se realizaron consultas clínicas a los geriatras sobre más de 1.100 residentes y en 550 de estos casos se decidió conjuntamente la derivación inmediata al hospital.

En las residencias del área trabajan habitualmente, entre otros importantes grupos de profesionales, 57 médicos, 135 enfermeras y 886 auxiliares. Algunas de estas residencias están capacitadas para ofrecer un servicio medicalizado que permite el tratamiento de muchos residentes en su entorno habitual. En este sentido, el hospital proporcionó a estos centros tratamiento hospitalario para 518 pacientes en las residencias y oxígeno domiciliario a 199 residentes de estos centros.

Durante este tiempo, se ha puesto en marcha un circuito ad hoc de reactivos y muestras para realizar un cribado con test PCR a todos los residentes del área. Con esta actuación se han detectado cerca de 300 personas que resultaron ser positivos asintomáticos, que fueron temporalmente aislados y que tras los controles sucesivos fueron presentando resultados negativos y volviendo a hacer su vida normal en su residencia, evitándose el riesgo de nuevos contagios.

El equipo de Geriatría de Enlace se ha coordinado con los Equipos de Atención a Residencias de Atención Primaria para conocer in situ la capacidad de respuesta de cada centro. Mediante la coordinación de ambos equipos, la mayoría de las residencias han recibido visitas de apoyo, formación e información.

Junto al equipo de Geriatría de Enlace han estado sumando esfuerzos, los servicios de Farmacia, Microbiología, Informática, Medicina Preventiva, Asuntos Generales y Logística Externa, la Subdirección de Gestión Económica, el almacén central del hospital, las Subdirecciones del Hospital (Continuidad Asistencial, Médica, Subgerencia) y la Dirección de Enfermería. Asimismo, se concretó la coordinación con agentes externos esenciales como la Dirección de Atención Primaria del Área Norte, la Unidad Técnica de Salud Pública del Área 5, y las empresas que realizaron donaciones o préstamos.

Reinventarse y estar preparado

La necesidad de compartir conocimientos prácticos frente a la COVID19, ha unido especialidades hasta ahora independientes entre sí, siendo habitual las sesiones de trabajo mediante videoconferencias en las que participan geriatras, técnicos de Atención Primaria, facultativos y personal de Enfermería de equipos de visita a los centros, microbiólogos y epidemiólogos de Salud Pública del área. Todo ello para conseguir de forma coordinada la mejor respuesta posible ante la amenaza de esta nueva enfermedad.

El Servicio de Geriatría del Hospital Universitario La Paz ha elaborado, fruto de lo aprendido en estos meses, un Plan de Contingencia que proteja en el futuro a este grupo de población tan vulnerable, en el caso de que ocurra un rebrote. El Plan de Contingencia establece actuaciones de diferentes tipos e incluye la elaboración de un mapa de residencias en función de su dotación, características y capacidad de respuesta.

Mantener un contacto permanente con las residencias de mayores, aprovechar los recursos al máximo, extender las posibilidades de diagnóstico del hospital a su área, mantener las visitas a los centros, compartir conocimientos, implicar a todo el hospital volcando su capacidad hacia afuera y tener listo y actualizado el Plan de Contingencia, son algunas de las capacidades en las que está trabajando el Servicio de Geriatría del Hospital La Paz.