Visitantes

  • Con el propósito de asegurar el mejor servicio y atención posible, existen unas normas básicas que deberán ser respetadas por pacientes como por visitantes.  Estas normas han sido elaboradas pensadas en el bienestar de todos nuestros pacientes.

    • Los familiares y visitantes nunca deberán ocupar los pasillos, que deben permanecer despejados. Se ruega utilicen las salas de espera que se encuentran a su disposición y que han sido diseñadas para tal fin.
    • Si el paciente va a ser intervenido quirúrgicamente, sus familiares y acompañantes deberán permanecer en la sala de espera mientras se realiza la operación. De esta manera, en caso de ser necesaria su localización, esta se efectuará de manera rápida y oportuna.
    • Mantener un tono suave de voz para evitar molestias de los demás y controlar el volumen de la televisión, el teléfono y la radio.
    • Está prohibido fumar en el centro.
    • Es recomendable mantener las puertas de las habitaciones cerradas tanto para preservar la intimidad del paciente y sus visitas como para evitar molestias a pacientes de habitaciones vecinas.
    • Los pacientes deben recibir visitas de acuerdo con las normas internas del centro. El centro puede restringir el acceso de familiares y acompañantes a las habitaciones en caso necesario. 
    • Durante su hospitalización, si necesita hablar con la enfermera, llame al timbre en vez de ir al control.