Constituimos el ERIVE para dar respuesta inmediata ante emergencias

https://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
LPR39

La Comunidad de Madrid ha autorizado hoy, a través de una orden de la Consejería de Justicia, Interior y Víctimas, la constitución del Equipo de Respuesta Logística Inmediata de Voluntarios de Protección Civil ante Emergencias (ERIVE).

https://www.comunidad.madrid/sites/default/files/img/profesiones/shutterstock_1133271362.jpg42562832 Aprobamos el Plan de Actuación de Protección Civil ante Pandemias
30 octubre 2020

Este equipo estará formado por 92 de los 2.600 voluntarios que actualmente forman parte de las agrupaciones municipales de Protección Civil. Se compone de cuatro grupos (20 voluntarios, un jefe de grupo y dos supervisores) que estarán en alerta por semanas completas, de manera presencial los fines de semana, festivos y en eventos de riesgo, así como ante la activación de planes de Protección Civil.

La coordinación del ERIVE dependerá de la Agencia de Seguridad y Emergencias 112, y sus miembros tendrán como principales funciones el apoyo logístico a los equipos de intervención; la colaboración en la organización de albergues y evacuaciones; el apoyo sanitario de primeros auxilios; la gestión del almacén en materia de Protección Civil; la colaboración en dispositivos de búsqueda de personas desaparecidas, y la colaboración ante inclemencias meteorológicas. Además, su labor preventiva será fundamental en la celebración de grandes eventos culturales y deportivos, así como fiestas patronales.

El papel de los voluntarios de la pandemia

La creación del ERIVE, que se hará efectiva al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM), llega tras la entrega ejemplar que han desempeñado las 96 agrupaciones municipales de voluntarios de Protección Civil durante la crisis sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus.

Así, dentro de las actuaciones del Plan Territorial de Protección Civil de la Comunidad de Madrid a partir del pasado 14 de marzo, estos voluntarios participaron en la logística de donaciones y del reparto de material sanitario (mascarillas, equipos de protección individual) a hospitales y residencias de mayores. También intervinieron en las labores de reconocimiento de las residencias para prevenir y paliar la expansión del COVID-19.