Escuela de Cuidadores

  • ESCUELA DE CUIDADORES EN CUIDADOS PALIATIVOS.  HOSPITAL UNIVERSITARIO SANTA CRISTINA (MADRID) 

    La Estrategia en Cuidados Paliativos del Sistema Nacional de Salud estima que entre un 20 y un 25% de las personas que fallecen anualmente precisarían de Cuidados Paliativos y, consecuentemente, del cuidado de al menos una tercera persona si el proceso se vive en casa.

    Por este motivo la Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital Universitario Santa Cristina cuenta con una Escuela de Cuidadores específica. Teresa Carrasco, supervisora en el momento de la creación de la Unidad y responsable de la actividad junto a las enfermeras Pilar Juaristi y Carmen Muré comentaba: “ Los profesionales que trabajamos con pacientes en situación de enfermedad avanzada, pretendemos impulsar la formación de aquellas personas que quieran acompañar, ayudar y cuidar a enfermos con necesidades paliativas, para facilitarles la vuelta a casa con los conocimientos sobre las necesidades generales en estos momentos, como pueden ser: los cuidados básicos ante la falta de movilidad, la comunicación, el afrontamiento, el manejo de los síntomas según patología, etc., todo ello apoyado en la Línea 5 del Plan Estratégico de Cuidados Paliativos de la Comunidad de Madrid”.

    Pasados los años de creación de la Unidad y el desarrollo de la Escuela de Cuidadores, la Escuela ahora es también, según la supervisora Ascensión González ”Un lugar de encuentro y desahogo de aquellos familiares o cuidadores que por la situación clínica y/o social del paciente deben permanecer ingresados en la unidad.” La actividad se desarrolla en equipo, contando con enfermeras, TCAES y en ocasiones nutricionistas y trabajadoras sociales.

    Esta Escuela se encuentra enmarcada dentro del proyecto Escuela Ambulante de Cuidadores llevada a cabo por la Coordinación de Cuidados Paliativos de la Comunidad de Madrid, que entiende el cuidado específico que da el cuidador y la familia , como una atención importante y necesaria que aleja el sufrimiento de ambas partes y ofrece el mejor confort.

    Acompañar al final de la vida de las personas es una labor encomiable, que no todo el mundo puede realizar; así, nosotros, como profesionales del cuidado y garantes del bienestar de las personas, podemos ofrecer las herramientas necesarias y el apoyo para realizar este cometido de la mejor manera posible. Ésta es la razón de la Escuela de Cuidadores en Cuidados Paliativos. No podemos hacer desaparecer la enfermedad, pero sí podemos acompañar con calidad.  

Área de Descargas