Retinopatía del prematuro

El recién nacido pretérmino puede sufrir patología multiorgánica derivada de su inmadurez, por el acortamiento gestacional y por la ineficacia de la adaptación respiratoria postnatal. Una de las posibles complicaciones es el desarrollo de retinopatía de la prematuridad que en nuestro medio se considera una causa de ceguera previsible gracias a los programas estrictos de cribado.

  • Puntos clave

    • Los criterios de cribado actuales son: < 1250 gramos o edad gestacional inferior a 31 semanas o 34 semanas si existe comorbilidad ventilatoria.
    • El oftalmólogo revisa semanalmente a los niños con riesgo de desarrollar ROP en base a los criterios anteriores o si en exploraciones previas se ha indicado que son necesarias nuevas revisiones
    • Se toman todas las medidas necesarias para que el procedimiento sea lo menos molesto y cruento posible, contando siempre con la colaboración con el equipo de enfermería para posicionar al neonato y que emplea medidas de confort como succión de sacarosa o leche materna. 
    • Tras le exploración, el oftalmólogo indica si la retina ya alcanzado la madurez vascular, si requiere revisiones posteriores o si presenta fases de la retinopatía que deben ser tratadas en base a criterios internacionales  para evitar que evolucione al desprendimiento de retina.

    Tratamientos

    • Inyección de antiangiogénicos intravítreos bajo sedación
    • Fotocoagulación con láser bajo sedación
    • Cirugía de desprendimiento de retina pediátrico para casos avanzados mediante vitrectomía