Coche de madera

Sillas para el coche, cómo elegir la más segura para los más pequeños

Artículos de puericultura

La llegada de un nuevo miembro a la familia supone un desembolso importante para los nuevos padres.

Desde carros de paseo, sillas de coche, cunas y cambiadores hasta artículos más básicos como chupetes y biberones, en el mercado se pueden encontrar gran cantidad de opciones entre los productos dedicados a la infancia.

Uno de los artículos imprescindibles, en este sentido, es la silla de coche, que le acompañará en todos sus viajes. Es por ello, muy importante tener información precisa para elegir aquella que mejor se adapte tanto al menor como al vehículo en el que va a ir colocada y a nuestro presupuesto.

En el siguiente reportaje del Portal del Consumidor de la Comunidad de Madrid le ofrecemos información clave para escoger la silla más adecuada a sus necesidades.

 

Sistemas de retención infantil: consideraciones generales

 

En primer lugar, es conveniente saber que es obligatorio que los menores hasta los 135 centímetros de altura, viajen en los automóviles utilizando un sistema de retención infantil (SRI), que debe estar homologado y adaptado a su peso y altura.

Los sistemas de retención infantil que se comercializan en Europa deben estar homologados y llevar una etiqueta visible que indique que cumplen con la normativa. En la actualidad, existen dos reglamentos europeos que conviven, el ECE R44-04 y el más reciente R129 conocido como “i-size”.

En base a estos dos reglamentos, las sillas se pueden anclar al vehículo de dos formas distintas, mediante el uso del cinturón de seguridad (homologado por la norma ECE R44) o bien, mediante el sistema isofix (homologado por la norma i-size), que es el más seguro y recomendado de los dos, ya que reduce la posibilidad de que la silla se coloque de forma incorrecta.

Sillas de coche

Grupos de edad: qué silla es mejor para cada momento

 

Aunque existen sillas de coche que abarcan todos los grupos de edad, es recomendable elegir aquellas que sean específicas de su grupo de edad, por lo que, durante la vida del niño, son varias las sillas de seguridad que tendrá que utilizar, en función de su tamaño y su peso:

  • Grupo 0-0+: Son las sillas para niños recién nacidos hasta 13 kilos de peso o 87 centímetros de altura (hasta los 18 meses aproximadamente). Se deben colocar en el sentido contrario a la marcha, y debemos cambiar de silla cuando el niño supere los 13 kilos o saque la cabeza del respaldo.
  • Grupo 1: Se utilizan para niños de 9 a 18 kilos, y hasta 105 centímetros de altura (de 1 a 4 años). Se debe instalar la silla siempre antes de sentar al bebé. El niño quedará sujeto mediante un arnés de cinco puntos que siempre debe ir ajustado al cuerpo.
  • Grupo 2 y 3: Se utilizan para niños de 15 a 36 kilos de peso y 135-150 centímetros de altura (de 4 a 12 años). Se recomiendan cuando el niño es muy grande para ir en la silla, pero muy pequeño para ir con el cinturón de seguridad. Funcionan elevando al niño hasta alcanzar la altura necesaria para que pueda ir cómodo con el cinturón.

Aunque solo es obligatorio para los que midan menos de 135 centímetros, es recomendable que los niños menores de metro y medio sigan utilizando sistemas de retención infantil homologados a su talla y peso para que los cinturones de seguridad encajen y les sujeten correctamente. La banda diagonal del cinturón ha de pasar por la clavícula, sobre el hombro y bien pegada al pecho, mientras que la banda horizontal ha de quedar lo más bajo posible sobre la cadera.

Recomendaciones generales cuando se elige una silla de coche infantil

 

Compruebe que la silla infantil que va a adquirir está homologada y que la información con la normativa que debe cumplir es visible. Todo sistema de retención debe venir acompañado de las instrucciones de uso y colocación en castellano.

El etiquetado debe estar pegado o cosido permanentemente a la silla en un lugar visible y ser legible e indeleble. Entre otros, debe contener el nombre, las iniciales o la marca registrada del fabricante, el año de fabricación, así como la orientación del sistema de retención con relación al vehículo.

No todos los vehículos disponen de sistema isofix de anclaje. Confírmelo antes de decantarse por una silla en concreto. En caso de no tenerlo, deberá anclar la silla mediante el cinturón de seguridad y deberá adquirir una silla homologada según la Norma ECE R44-04.

Recuerde que si adquiere una silla de segunda mano o le presten una, recuerde revisar el etiquetado para comprobar que cumple con las normativas vigentes. Las sillas homologadas bajo las normas anteriores (como la norma ECE R44-01 y ECE R44-02) ya no están permitidas, por lo tanto, no podría utilizarlas para su vehículo.

Las sillas se deben utilizar en los asientos traseros. No está permitido en los asientos delanteros, a menos que el coche sea biplaza o todos los asientos traseros estén ocupados por menores que midan menos de 135 centímetros. En el caso de que deba ocupar el asiento del copiloto, asegúrese de que el airbag está desactivado.

Instale la silla siguiendo las instrucciones de colocación del fabricante y no altere el dispositivo sin el acuerdo de la autoridad de homologación. Antes de salir de viaje, asegúrese que la silla está bien anclada al vehículo y que el niño va bien colocado.