El Hospital Príncipe de Asturias avanza en la investigación sobre la córnea, un factor de riesgo clave en el glaucoma

https://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
JHM42

Es la segunda causa de ceguera en el mundo tras las cataratas y es irreversible

El Hospital Universitario Príncipe de Asturias (HUPA), situado en Alcalá de Henares y perteneciente a la red sanitaria pública de la Comunidad de Madrid, mantiene a través de su Servicio de Oftalmología varias líneas de investigación centradas en ampliar el conocimiento de la importancia que tiene la córnea en la patología glaucomatosa, clave para ampliar los conocimientos del glaucoma, la segunda causa de ceguera a nivel mundial, después de las cataratas, y que tiene un carácter irreversible. Así, en el 18º Congreso de la Sociedad Española sobre esta patología, que se celebra en Sevilla del 7 al 9 de Marzo, presentarán distintos trabajos para abordar esta enfermedad coincidiendo con el Día Mundial del Glaucoma, que se conmemora el 12 de marzo.

https://www.comunidad.madrid/sites/default/files/doc/sanidad/comu/240305_ojo_glaucoma.jpg19201080 El glaucoma es una patología que provoca ceguera
05 marzo 2024

Uno de los trabajos presentados por el Servicio de Oftalmología del Hospital Príncipe de Asturias se centra en la importancia de la medida del espesor corneal. Desde los resultados del estudio OHTS (Ocular Hypertension Glaucoma Study), iniciados en 2002, se empezó destacar a la córnea como factor de riesgo para el desarrollo de glaucoma en pacientes afectos de hipertensión ocular.

El OHTS es un ensayo clínico multicéntrico en el que se observó que aquellos pacientes con un espesor corneal bajo, es decir con córneas finas, tenían más riesgo de desarrollar glaucoma. Posteriormente, se ha seguido investigando la importancia de la córnea dentro del glaucoma, teniendo en cuenta no sólo su espesor, sino también las características biomecánicas, gracias, entre otras cosas, al desarrollo de tonómetros que nos permiten medirlas, como es el tonómetro Corvis: éste muestra la reacción de la córnea tras un pulso de aire gracias a una cámara ultrarrápida que permite crear un vídeo con más de 4000 imágenes por segundo.

El Corvis permite combinar la tonometría (medida de la presión intraocular) y la paquimetría (medida del espesor corneal). Además de mostrarnos una medida de presión intraocular (IOPnct), nos ofrece también una presión intraocular biomecánicamente corregida (bIOP) que muestra una presión intraocular menos influenciada por la córnea y por lo tanto más real.

El trabajo presentado por el grupo de glaucoma del HUPA consiste en un estudio observacional en paciente sanos con córneas gruesas, en el que se ha medido el espesor corneal tanto con paquimetría ultrasónica (método más ampliamente utilizado para su medida) como con el tonómetro Corvis y se tienen en cuenta la IOPnct y la bIOP. Los resultados obtenidos sugieren que en la clínica puede ser más útil la medida del espesor corneal con el tonómetro Corvis al presentar relaciones significativas en parámetros clínicamente relevantes vinculados, por lo que parece acercarse más al valor real que el obtenido con la paquimetría ultrasónica.

El glaucoma consiste en una afectación del nervio óptico que es adquirida, progresiva y que se traduce en una afectación del campo visual del paciente.  Desde hace años la córnea ha obtenido una gran importancia en el glaucoma. En principio, la córnea era clave como fuente de error en la medida de la presión intraocular. Posteriormente se observó que una córnea fina era un factor de riesgo para el desarrollo de la enfermedad y, en los últimos años se ha ampliado su estudio a las propiedades biomecánicas corneales y a los parámetros de respuesta dinámica corneal.

Además, la sección de Glaucoma del Servicio de Oftalmología del HUPA estudia cómo influyen varios fármacos en la córnea, principalmente los análogos de prostaglandinas, que son fármacos de primera línea en el tratamiento de glaucoma por la disminución de la presión intraocular que producen, y por sus escasos efectos secundarios a nivel sistémico y su cómoda posología.

El uso de la inteligencia artificial

Dentro de la investigación llevada a cabo por esta sección del Servicio de Oftalmología, también se está investigando para  intentar ver qué parámetros de respuesta dinámica corneal nos pueden predecir qué pacientes van a presentar progresión en su enfermedad utilizando para ello la inteligencia artificial, todo ello para intentar avanzar en el conocimiento de esta enfermedad y poder ofrecer un diagnóstico y tratamiento más adecuado e individualizado a nuestros pacientes.