Activamos una operación por vía aérea para alimentar ganado aislado por el temporal

https://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
ceg25

La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha en las últimas horas una operación por vía aérea para alimentar ganado que había quedado aislado en Colmenar Viejo por la borrasca Filomena. En concreto, se trata de diez explotaciones extensivas de ganado vacuno con un total de 400 animales ubicados en ese municipio, que han empezado a ser alimentados desde el aire gracias al uso del helicóptero del Grupo Especial de Rescate en Altura del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid.

https://www.comunidad.madrid/sites/default/files/img/naturaleza/img_3646.jpeg30472031 operación por vía aérea para alimentar ganado
13 enero 2021

El dispositivo ha sido coordinado por la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112 (ASEM112) después de que las asociaciones de ganaderos de la zona informaran de que no habían podido alimentar a sus reses desde el pasado viernes, entre otros motivos, por la presencia masiva de nieve en el medio natural. 

Así, por intermediación de la Dirección General de Agricultura de la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, del ayuntamiento de Colmenar Viejo, y de acuerdo con las necesidades e indicaciones de las asociaciones ganaderas de la zona y el trabajo de retenes forestales de la Comunidad, la ASEM112 ha activado un dispositivo que permitirá alimentar en diez puntos geográficos distintos a todos los animales a lo largo de las próximas horas.

Como ha explicado el consejero de Justicia, Interior y Victimas, Enrique López, esta operación demuestra, una vez más, “la capacidad de coordinación de la ASEM112, así como “la importancia de que distintas administraciones colaboren en beneficio de los ciudadanos y de sectores tan importantes para nuestra economía, especialmente en el ámbito rural, como son el de la ganadería y la agricultura”. “El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso está volcado en la gestión de una emergencia que ha afectado a todas las ciudades y municipios de la región, pero también de manera muy importante a núcleos y espacios rurales que necesitan nuestro apoyo y asistencia”, ha defendido.    

López ha realizado un nuevo balance de intervenciones para paliar los efectos de la borrasca Filomena llevadas a cabo el Ejecutivo regional y coordinadas por ASEM112, un dispositivo que desde el pasado viernes ha generado cerca de 2.000 intervenciones de Bomberos y casi 113.000 llamadas que han sido recibidas por los gestores de emergencias.
 
En la comparecencia de hoy, además de López, han intervenido el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Ángel Garrido, y la consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, Paloma Martín.  
 
Actuaciones de bomberos
 
Como ha explicado López, el Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid ha efectuado desde el 8 de enero pasado, día en el que comenzó una nevada que se prolongó durante más de 24 horas en toda la región, un total de 1.994 servicios relacionados con los estragos provocados por la borrasca Filomena en el territorio de la Comunidad de Madrid.

Del total de intervenciones, 1.247 han sido asistencias técnicas; 592 gestiones desde el Centro de Coordinación Operativa (CECOP), 39 incendios; y 116 salvamentos de personas.

En cuanto a las asistencias técnicas realizadas por los miembros del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid a causa del temporal de nieve y frío, destacan las 554 llevadas a cabo por caídas de árboles; 217 por revisiones de edificios y mobiliario; y 139 por limpiezas de viales.
 
El papel fundamental del ERIVE
 
López también ha destacado el papel fundamental que el Equipo de Respuesta Logística Inmediata de Voluntarios de Protección Civil (ERIVE) de la Comunidad de Madrid viene realizando, durante estos días, en el amplio dispositivo que los Servicios de Seguridad y Emergencias han desplegado para hacer frente a las consecuencias de la borrasca Filomena. 

Los trabajos desempeñados por los equipos del ERIVE entre el 8 y el 12 de enero han consistido fundamentalmente en labores de rescate de ciudadanos que quedaron aislados en vehículos atrapados en las carreteras colapsadas por la nieve, así como en domicilios donde se habían quedado también aislados sin alimentos o suministros básicos. En muchos casos se han encargado del reparto de mantas y alimentos entre los afectados, así como algún otro traslado sanitario, entre ellos el de un paciente que tenía que ser sometido a un trasplante.

En este sentido, la intervención más complicada para el ERIVE en la noche del 8 al 9 de enero tuvo lugar, precisamente, en la Autovía del Sur A-4. La nieve bloqueaba a más de 300 vehículos. Se abasteció a los afectados de mantas, con la ayuda de la Guardia Civil, consiguieron desbloquear la vía, tras más de tres horas de intenso trabajo. Otra acción destacable en la A-4 fue el rescate de los conductores y pasajeros que habían quedado atrapados tras la caída de un cable de alta tensión. 

López también ha destacado el importante apoyo que han desempeñado los miembros del ERIVE durante estos días para que el transporte de vacunas contra el COVID-19 se viera mínimamente afectado por las condiciones meteorológicas y el estado de las carreteras. El ERIVE también ha colaborado en el reparto de sal y en la limpieza de viales con el ayuntamiento de la localidad madrileña de Valdaracete.
 
Normalidad en los centros de la ARRMI
 
Por otra parte, el consejero ha asegurado que el temporal no ha alterado la atención que la Comunidad de Madrid presta a los menores y jóvenes internos en los seis Centros de Ejecución de Medidas Judiciales dependientes de la Agencia para la Reinserción y Reeducación del Menor Infractor de la Comunidad de Madrid (ARRMI).

En este sentido, los menores y jóvenes que cumplen medida judicial de internamiento en estas instalaciones han vivido con normalidad y sin incidencias significativas el temporal de frío y nieve que ha afectado a la región desde el pasado 7 de enero.

A este respecto, todos los centros han seguido funcionando de manera ordinaria, si bien en algunos casos ha sido necesario adaptar los turnos de sus trabajadores, especialmente en aquellos con una ubicación periférica y dependiente del acceso por carretera (caso de los Centros El Laurel, El Lavadero y Teresa de Calcuta). En estos tres no es posible acceder a través de la red de Metro, el cual ha sido, durante unos días, el único medio de transporte público que ha funcionado en la Comunidad de Madrid. No obstante, la labor de los servicios de Seguridad y Emergencia ha permitido que el servicio en esos tres centros de internamiento con mayores incidencias haya quedado garantizado.

La borrasca Filomena ha provocado, no obstante, alguna incidencia puntual en los Centros adscritos a la ARRMI. Concretamente, en el Centro El Laurel el peso de la nieve acumulada ha provocado el desplome de un tejado de acceso a la zona de visitas.  Además, en el complejo de inmuebles situado en la Finca Vista Alegre (municipio de Madrid, distrito de Carabanchel) en el que se ubica el Centro José de las Heras, se ha producido el desprendimiento de varias ramas de un árbol cercano a la puerta de acceso.

En cualquier caso, ninguno de estos incidentes ha provocado daño alguno a los menores y jóvenes que cumplen medidas judiciales a través de la ARRMI, ni tampoco a ninguno de los profesionales que están a su cargo.