Fomentamos la calidad de los productos cárnicos a través del testaje de las ganaderías

https://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
jcr149

La Comunidad de Madrid fomenta la calidad de los productos cárnicos a través del testaje de las ganaderías, tal y como ha puesto de manifiesto la consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, Paloma Martín, que ha asistido hoy a la subasta de 20 toros organizada por la Federación Española de Criadores de limusín. El acto ha tenido lugar en el Centro de Testaje que el Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA) tiene en la Finca ‘La Chimenea’, en Aranjuez.

https://www.comunidad.madrid/sites/default/files/img/personalidades/paloma_martin_en_la_subasta_de_ganado_de_raza_limusin2.jpeg43682768 Paloma Martín en la subasta de ganado de raza limusín
18 enero 2020

Paloma Martín ha destacado “el esfuerzo que los ganaderos dedican a sus reses para obtener unos niveles de calidad óptimos para el consumidor y, al mismo tiempo, preservar las razas autóctonas de bovino”. En este sentido, ha subrayado que el Gobierno regional “apuesta por la mejora genética del ganado para aumentar su competitividad en el mercado”.

Los animales subastados hoy, que proceden de distintas zonas de España (Ávila, Extremadura, Lérida y Madrid), son sometidos a evaluaciones para medir parámetros como las circunstancias del nacimiento del animal y su genealogía; su potencial de crecimiento; el incremento de peso del animal antes y después del destete de la madre; el desarrollo muscular y esquelético; sus aptitudes funcionales, y su carácter racial, entre otros.

La Comunidad de Madrid dispone de dos centros de testaje: el Centro de Selección y Reproducción Animal (CENSYRA) de Colmenar Viejo, y el Centro de Testaje en La Finca ‘La Chimenea’, en Aranjuez. Ambos están dotados de modernos sistemas de alimentación y control, que permiten el análisis de reproductores de ganado vacuno de razas puras. Asimismo, prestan servicio a asociaciones ganaderas, sociedades cooperativas y ganaderos particulares, colaboran en la mejora genética y la selección de las especies de la cabaña ganadera de la región, especialmente las autóctonas y en peligro de extinción.

Proceso de testaje

El proceso de testaje comienza implantando a cada animal un chip que determina la cantidad de alimento que se le debe administrar diariamente, lo que permite conocer el peso medio que gana la res. Este aspecto, combinado con sus datos de crecimiento, morfología y funcionalidad, facilita la selección de los mejores ejemplares, que son destinados para la reproducción como sementales. La información que se obtiene de estos exámenes es fundamental para los ganaderos, ya que les permite saber la cantidad de alimento que necesita cada ejemplar, optimizando así la inversión en alimentación y los recursos a emplear.

En enero de 2019 se firmó un nuevo convenio de colaboración entre el IMIDRA y la Federación Española de Criadores, gracias al cual el Centro de Testaje de Aranjuez evalúa la producción individual de un elevado número de sementales de ganado vacuno limusín. Esta cooperación se mantiene desde 2005 y contempla la investigación de las dosis seminales de reproductores seleccionados, la realización de estudios selectivos y la subasta de los animales analizados.

Desde la puesta en marcha de las pruebas, que se desarrollan en las fincas del IMIDRA en Aranjuez y en Colmenar Viejo, se han testado más de 2.400 ejemplares, el 81% de raza limusín, así como de charolés y otras razas autóctonas de la Comunidad de Madrid: avileña negra ibérica, berrenda en negro y berrenda en colorado, estas dos últimas en peligro de extinción.