El Hospital Cruz Roja ha repartido 700 libros en su campaña “Llévate un libro de vacaciones”

Celebrada durante los meses de verano

El Hospital Central de la Cruz Roja trabaja, dentro de su Plan de Responsabilidad Social, en la línea de promover la reutilización, en este caso de libros usados. A lo largo de todo el año, el Servicio de Atención al Paciente recoge libros usados de donantes anónimos, quienes los depositan en los contenedores existentes en el hospital a tal efecto. Con estos libros, se realizan diferentes actividades, entre ellas, en los meses de verano se realiza la campaña de donación “Llévate un libro de vacaciones. Con un libro nunca estás solo. Un libro es un amigo".

Mesa con los libros expuestos para repartir
13 agosto 2019

El objetivo de esta iniciativa es doble: por un lado se trata de aflorar la importancia de la reutilización de los libros usados, concienciar a las personas de que en vez de  prescindir de los libros reutilizarlos es una buena idea, que además ayuda a preservar árboles y reconducir  la cultura de usar y tirar. Por otro lado, un segundo objetivo es promover la lectura entre las personas que acuden al hospital ya sea como pacientes o acompañantes. El hospital dispone de una biblioteca modular para promover la lectura, organiza talleres de lectura en grupo con los pacientes y familiares y tiene un espacio,” la sala de confort”, en donde se recita poesía o se realizan pequeñas teatralizaciones, y narraciones cortas.

La actividad de promover la lectura resulta muy importante porque acerca la idea de que compartir libros y leer es sano. Además, nos ayuda a ocupar el tiempo del paciente o familiar durante su estancia en el hospital.  Desde hace tres años, se realiza esta campaña que permite dar salida a los fondos de libros usados recogidos en el centro: en la entrada del hospital, al lado del área de recepción de pacientes quirúrgicos, se colocan unas mesas donde se dejan libros organizados por temas: ficción, fantásticos, intriga, románticos, infantiles… y se anima a las personas que nos visitan a elegir un libro para llevárselo de vacaciones con el compromiso de que cuando lo terminen no lo tiren sino que se lo pasen a otra persona para que lo disfrute. En la campaña de este año 2019, en los meses de junio y julio, 700 ciudadanos han aceptado nuestra invitación y se han llevado un libro.

Las personas se detienen en el punto de reparto y encuentran textos de J. Irving, de J. Le Carre, de E. Mendoza...también clásicos como los Episodios Nacionales de B. Pérez Galdós, o poesía, García Lorca incluido. Libros que alguien ha donado y puesto a disposición de los demás para que otros también los disfruten. Para el Hospital Central de Cruz Roja, el hacer de intermediarios nos permite promover la reutilización y el valor de la lectura porque consideramos a los libros como compañía para nuestros pacientes en momentos difíciles.