Piezas de segunda mano sin garantía

El consumidor: 
El consumidor acudió al taller reclamado por una avería en su vehículo. El técnico le indicó que tenía que cambiar la caja de mariposas, dándole dos posibilidades: colocar una pieza nueva u otra de segunda mano. Aceptó esta segunda opción por lo que pagó 225 euros, pero al mes, al cabo de 200 kms, el coche volvió a presentar la misma avería, no aceptando el taller la reparación alegando que la pieza de segunda mano que le pusieron no tenía garantía. El cliente pidió que le cambiaran la pieza por otra en buenas condiciones o por una pieza original abonando la diferencia.
La empresa: 
La empresa reiteró durante la vista arbitral que este tipo de piezas carecen de garantía y que así se lo había transmitido al cliente antes de dejar el coche para su reparación en el taller.
El colegio arbitral: 
Ante las manifestaciones de las partes, el tribunal arbitral estimó las pretensiones de la parte reclamante, por cuanto es indiscutible que tanto la pieza reemplazada como la mano de obra están sujetas a garantía.