El 12 de Octubre extirpa un lóbulo pulmonar a un recién nacido de seis semanas y tres kilos

PRIMERA LOBECTOMÍA POR TORACOSCOPIA EN EL HOSPITAL EN UN BEBÉ DE TAN BAJO PESO

El Servicio de Cirugía Pediátrica del Hospital Universitario 12 de Octubre ha realizado con éxito una lobectomía –extirpación de un lóbulo pulmonar- en un bebé de seis semanas de edad y tres kilos, mediante una técnica mínimamente invasiva conocida como toracoscopia. Se trata de la primera intervención de este tipo llevada a cabo en este hospital en un paciente con un peso tan bajo y de tan corta edad, lo que ha sido posible gracias a la colaboración de las especialidades de Anestesiología y Reanimación Pediátrica, Radiología y Neonatología junto profesionales de Enfermería.

cirujanos durante la intervención
22 marzo 2021

El paciente nació en otro hospital en la semana 31 de gestación y presentó dificultad respiratoria. Ante la persistencia de los síntomas y la sospecha de una patología más grave, fue trasladado al 12 de Octubre donde se le detectó un quiste de grandes dimensiones con sospecha de malignidad en el lóbulo inferior derecho tras la realización de un escáner torácico, por lo que se decidió la intervención mediante toracoscopia. Tras la cirugía, el niño fue trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales, con evolución favorable. Después de pasar varios días en planta, recibió el alta hospitalaria.

La técnica de toracoscopia consiste en introducir tres trócares –punzón dentro de una cánula- a través de pequeñas incisiones en la cavidad torácica para valorar y corregir posibles malformaciones pulmonares. La mayoría de estas lesiones suelen ser asintomáticas y se diagnostican de forma prenatal. Se operan habitualmente entre los ocho y los 12 meses de edad, ya que el procedimiento quirúrgico requiere de un escáner para confirmar la malformación y la información que proporciona esta prueba es más fiable a partir de los seis meses de edad. En este caso tuvo que llevarse a cabo antes de ese tiempo dada la gravedad del paciente. 

Durante el procedimiento, se anestesia al paciente de forma general y se practica una intubación que permite dejar sin ventilación la zona del pulmón que se va a intervenir, gracias a un bloqueador bronquial, completando la cirugía con mayor seguridad. Una de las novedades introducidas en esta técnica ha sido el uso de un material especial, con endograpadoras de 5 milímetros, añadido al material de 3 milímetros habitual. 

Más de 100 procedimientos en 15 años 

El servicio de Cirugía Pediátrica del Hospital 12 de Octubre inició el programa de cirugía mínimamente invasiva por toracoscopia en 2005, siendo el primero en la Comunidad de Madrid en incorporarlo. Desde entonces, ha llevado a cabo más de 120 intervenciones con malformaciones pulmonares, de las que más de 80 corresponden a lobectomías.