Premama

Cuidados en el embarazo

En los diferentes centros de salud y maternidades de nuestra comunidad se ofrecen cursos en los que se informa de cómo vivir el embarazo y la crianza de una forma sana, consciente y serena. No obstante, unos consejos breves nos ayudarán a recordar las principales cuestiones a tener en cuenta en este proceso tan relevante para la salud de la mujer.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de planificar un embarazo?

 

Desde la perspectiva de la salud es conveniente  tomar algunas precauciones para evitar complicaciones en el proceso de embarazo y parto. En este sentido, conviene conocer la compatibilidad de grupo sanguíneo (de factor Rh de la sangre, en concreto) parafalse poder prevenir, en caso de incompatibilidad, una complicación en el feto.

Esta incompatibilidad se produce por la sensibilización de la sangre de una madre con Rh negativo frente a la sangre de un feto que tenga Rh positivo. Si el padre del bebé es Rh positivo, a la madre se le debe aplicar una inyección de una inmunoglobulina específica a mediados del embarazo y una segunda inyección a unos días del parto.

Otra situación a tener en cuenta para tomar medidas en el caso de que sea positiva es la infección por VIH (de cualquiera de los padres, pero especialmente de la madre por el riesgo de transmisión placentaria).

Por último, es muy conveniente saber el estado de inmunización frente a la rubéola y la toxoplasmosis, por ser enfermedades que pueden causar una afección fetal grave en caso de contraerlas en los primeros meses de embarazo si no se está correctamente inmunizada.

Precauciones

Está demostrado que el consumo de tabaco, alcohol y otras drogas  son perjudiciales para el desarrollo del feto. En el caso del tabaco, están confirmados sin ninguna duda los efectos negativos sobre la madre y el recién nacido: mayor frecuencia de partos prematuros y a abortos espontáneos, menor peso al nacer, mayor incidencia de enfermedades respiratorias en el recién nacido y un mayor riesgo de muerte súbita infantil en el primer año de vida.

Estos efectos también se sufren en el caso del tabaquismo pasivo, por lo que es muy importante evitar ambientes contaminados por humo de tabaco. El consumo de alcohol puede provocar serias alteraciones en el feto, llegando en su extremo al síndrome de alcoholismo fetal con graves secuelas.

Por lo que respecta a los medicamentos, no debe tomarse ningún medicamento sin la prescripción médica correspondiente, ya que hay muchos medicamentos que afectan al feto en diferentes fases del embarazo. En caso de duda, se debe consultar con un médico.