Adorno corporal y estética

Adorno corporal y estética

Las condiciones higiénicas y sanitarias de los establecimientos que realizan técnicas de tatuaje, micropigmentación o perforación cutánea están reguladas y sometidas a control. Estas prácticas suponen un riesgo potencial tanto para la salud del personal que las aplica como para los usuarios de estos servicios, especialmente si no se realizan por personal con formación y con los medios y condiciones higiénico-sanitarias adecuadas. Se debe firmar un consentimiento informado. Los menores de edad precisan de la autorización de sus padres o tutores.

Piercing: Información general

La palabra piercing significa "atravesar", "agujerear", "taladrar". Consiste en colgar un objeto de metal u otros materiales que atraviesan la piel o mucosas del cuerpo. Se utilizan agujas para atravesar la piel, tras lo cual se inserta el objeto de metal que, según lo dispuesto normativamente, debe ser, en la primera puesta, de acero quirúrgico, titanio u oro (mínimo de 14 quilates).

Entre las principales complicaciones de la realización de estas prácticas destacan:

  • Infección local. Las infecciones locales suelen ser muy frecuentes, de un 10-20% se suelen infectar por estafilococos, estreptococos o pseudomonas, y se manifiestan por enrojecimiento, hinchazón, dolor, calor y drenaje purulento. El riesgo se incrementa entre personas que toman medicamentos, que tienen alterado su sistema de inmunidad o que padecen enfermedades que favorecen las infecciones, como la diabetes.
  • Infección general, debido a la realización de estas prácticas sin respetar las normas de higiene y seguridad, con transmisión de enfermedades como hepatitis, sífilis, VIH y tétanos, etc.
  • Hemorragia. Principalmente asociada a zonas de elevada vascularización como lengua y genitales. 
  • Alergias de contacto a los metales que componen la pieza metálica o joya que se prende. 
  • Alteraciones bucales. Rotura de dientes, dificultad en la higiene oral, dificultad para la masticación, entumecimiento de la lengua, fallos en la pronunciación verbal, pérdida del gusto, ...
  • Alteraciones urológicas
  • Cicatrices queloides
  • Lesión nerviosa. Se produce al dañar algún nervio, produciéndose pérdida de sensibilidad en el área perforada.

 

Es conveniente indicar que el riesgo potencial a infecciones de transmisión sanguínea que tiene la colocación de un piercing hace que el usuario no pueda donar sangre durante un año.

Estas técnicas exigen la firma de un Consentimiento informado. Ver información en ese apartado.

    Piercing: más información de interés

     Medidas preventivas y recomendaciones

    1.- Antes de colocarse un piercing:

    • Si tienes cualquier duda o no estás seguro, tómate tu tiempo
    • Pensar bien la zona donde se va a realizar la práctica, intentando evitar las más delicadas
    • Estar vacunado correctamente del tétanos
    • Las agujas, cuchillas y, en general, todo lo que atraviese la piel, debe ser estéril y de un solo uso. Tiene que estar envasado y sellado hasta su utilización
    • El material permitido a fin de evitar al máximo alergias o rechazo: acero quirúrgico, oro mínimo de 14 quilates o titanio
    • El aplicador tiene que cumplir con las siguientes normas de higiene y seguridad. Ver apartado de Normas Higiénicas.
    • Limpiar y desinfectar la zona del cuerpo en la que se va a colocar el piercing
    • Consultar con tu médico si estás siguiendo algún tratamiento o padeces alguna enfermedad.

    2.- Después de colocarse un piercing:

    • Lavarse las manos antes de tocar el piercing
    • Limpiar y mover el piercing dos veces al día
    • No maquillarse en la zona donde se ha colocado el piercing
    • No bañarse en la piscina ni en el mar hasta que haya terminado el proceso de cicatrización
    • No tomar alcohol, ni chicle ni comidas picantes si el piercing se ha puesto en la lengua o los labios, limpiándolo siempre después de comer, beber o fumar
    • Hay que tener en cuenta que los tiempos de cicatrización de la herida que se produce pueden variar dependiendo de la zona que se ha perforado.

    En ocasiones debe ser retirado un piercing, por ejemplo ante la inflamación persistente, abscesos o fístulas, alergia al material, formación de cicatriz queloide o granulomas. También previamente a una intervención quirúrgica o prueba diagnóstica que así lo requiera.

    Tatuaje y micropigmentación. Información general

    El tatuaje es una práctica por la cual se hace una marca o dibujo permanente mediante la introducción de pigmentos insolubles en la piel, para lo que se utilizan agujas muy finas, huecas, que realizan múltiples incisiones en la zona del cuerpo donde se realiza la práctica.

    Otra práctica muy relacionada con el tatuaje es la micropigmentación, que consiste en la introducción de productos colorantes en la piel, con la finalidad estética de mejorar los contornos de la cara (cejas, labios, párpados, pecas y lunares, ...).

    Al igual que otras técnicas que atraviesan la barrera natural de protección del cuerpo, la piel, el tatuaje o la micropigmentación suponen un riesgo para la salud. La complicación más común es la infección, bien de forma localizada en el área del tatuaje, que por regla general es de origen bacteriano, o bien generalizada por alguna de las infecciones transmitidas por la sangre.

    Complicaciones más habituales del TATUAJE y la MICROPIGMENTACIÓN

    • Infección. Si no se realizan las técnicas de forma aséptica, existe riesgo de infección en la herida que se produce y de transmisión de enfermedades infecciosas tan importantes como el VIH, Hepatitis B o C, etc.
    • Alergias. Los componentes de las tintas usadas en estas técnicas de tatuaje y micropigmentación pueden desarrollar algún tipo de alergia. Se debe tener en cuenta que las tintas deben estar debidamente identificadas y autorizadas por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.
    • Formación de queloides. Ya que la realización de un tatuaje supone la perforación de la piel con agujas que producen una herida, existe el riesgo de una mala cicatrización y la formación de cicatrices queloideas, que son lesiones de la piel producidas por crecimientos exagerados del tejido que forma la cicatriz.
    • Complicaciones estéticas sin repercusión en la salud: dispersión o eliminación del pigmento o disminución de la calidad del mismo.

    Estas técnicas exigen la firma de un Consentimiento informado. Ver información en ese apartado.

    Tatuaje: más información de interés

    Hay que tener en cuenta algunas cuestiones antes de someterse a la aplicación de estas técnicas de tatuaje y micropigmentación:

    • Antes de hacerte un tatuaje debes saber que hacerlo es muy fácil, pero que eliminarlo es más complicado y no siempre tiene buenos resultados. 
    • Te recomendamos que te informes bien de si el establecimiento cuenta con la correspondiente autorización, si el material que se usa en estas técnicas, agujas y todo aquello que atraviese la piel, se encuentra estéril y es de un solo uso, es decir, desechable. Consulta el Registro Oficial en el siguiente enlace.
    • Las tintas que se utilizan deben estar autorizadas por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, no corras riesgos innecesarios con tintas cuya composición se desconoce. Los recipientes donde se colocan las tintas deben ser estériles y de un solo uso.
    • Si estás siguiendo algún tratamiento o tienes dudas en relación con una enfermedad que padezcas es importante que consultes a tu médico.
    • Antes de hacerte un tatuaje, evita la exposición solar prolongada, la aplicación de técnicas de estética, etc.
    • Asegúrate de que los tatuadores cumplen las normas de higiene y de seguridad.

    Después de la realización de un tatuaje o una micropigmentación se ha producido una herida en la piel que requiere cuidados hasta su cicatrización. Ante cualquier complicación acude a tu centro de salud y consulta con tu médico o enfermera.

    Cabe mencionar también el pseudotatuaje o aplicación no permanente sobre la piel de ciertos pigmentos que impregnan su capa más superficial y que se elimina a las tres o cuatro semanas. La base de los pigmentos utilizados es la henna, de origen vegetal, a la que a veces se añaden otros ingredientes. Para asegurarnos su inocuidad debemos constatar que cumple la legislación vigente relativa a productos cosméticos.

    No es aconsejable...

    No debe colocarse un piercing si:

    • Se sufre cualquier tipo de enfermedad o infección, al tener menos defensas
    • Cuando se tiene dermatitis, acné o tendencia a cicatrices queloides, verrugas, herpes o algún tipo de infección bacteriana cutánea, psoriasis, ...
    • Cuando se tienen posibles alergias de contacto
    • Se están tomando anticoagulantes, se padecen alteraciones sanguíneas o enfermedades cardiacas congénitas

     

    No es aconsejable hacerse un tatuaje si:

    • Si tienes cualquier duda o no estás seguro, tómate tu tiempo.
    • Si sufres cualquier tipo de enfermedad o infección, al tener menos defensas.
    • Si tienes dermatitis, acné o tendencia a cicatrices queloides, verrugas, psoriasis, herpes o algún tipo de infección bacteriana cutánea, ...
    • Si tienes posibles alergias, sobre todo de contacto.
    • Si estás tomando anticoagulantes, padeces alteraciones sanguíneas, enfermedades cardiacas congénitas o llevas marcapasos.

    Normas higiénicas para los profesionales de estas prácticas

    A continuación se detallan una serie de medidas generales de higiene y protección personal que debe cumplir el personal aplicador de estas prácticas:

    • Lavarse y desinfectarse las manos antes de empezar y al finalizar la práctica, así como cada vez que dicha práctica se reemprenda en caso de haber sido interrumpida
    • Utilizar guantes de tipo quirúrgico, estériles y de un solo uso en cada aplicación
    • No realizar estas prácticas con cortes, heridas, quemaduras u otras lesiones de naturaleza infecciosa o inflamatoria hasta su total curación. Podrá utilizar  un vendaje impermeable cuando éstas sean de pequeña entidad
    • Utilizar ropa y calzado limpio y de uso exclusivo. Las batas u otros elementos que resulten accidentalmente contaminados con sangre y/o fluidos corporales deberán ser sustituidos inmediatamente y desinfectados antes de su reutilización
    • No fumar, comer o beber en las áreas de trabajo y de preparación del material
    • Cumplir con cuantos requisitos en materia de higiene se especifican en la normativa de aplicación
    • Se procederá a reemplazar el material, instrumental o equipo que por cualquier circunstancia haya sido susceptible de contaminación, procediendo a su destrucción, desinfección o esterilización, según proceda

    Además, los aplicadores deben cumplir dos condicionantes específicos:

    • Deberán estar vacunados frente a Hepatitis B y Tétanos. A este respecto, indicar que el nivel de protección no será total en tanto no se encuentre el aplicador totalmente inmunizado, es decir, que cuente con todas las dosis de las vacunas necesarias
    • Deberán disponer de un nivel de conocimientos suficiente y adecuado para la realización de estas prácticas. Para ello deberán realizar unos cursos de formación en materia higiénico-sanitaria que hayan sido previamente autorizados. A este respecto, se contemplan ciertas exenciones a la realización de estos cursos de formación, concretamente en el caso de Licenciados en Medicina y Diplomados en Enfermería, así como los Técnicos Superiores en Estética.

    Consentimiento informado

    El establecimiento debe informar al usuario sobre las prácticas a realizar, sus riesgos sanitarios y complicaciones, así como los cuidados necesarios hasta la total cicatrización. Esta información debe ser comprensible y presentarse por escrito en un documento, que una vez firmado por el usuario, implicará su consentimiento informado. Este consentimiento informado será válido de forma autónoma para los mayores de edad y menores emancipados. En el caso de menores de edad, este consentimiento será firmado por los padres o representantes legales. 

    El documento impreso de consentimiento informado deberá contener:

    • Datos identificativos del establecimiento y del aplicador
    • Datos identificativos y edad del usuario y, en su caso, del representante legal en caso de menores no emancipados. Se deberá adjuntar fotocopia de DNI o pasaporte
    • Descripción detallada de la práctica a realizar, así como de los productos y/o materiales que se apliquen o implanten
    • Los riesgos y complicaciones que se pueden derivar
    • Los cuidados posteriores a la realización de las mismas
    • Las condiciones de reversibilidad de la práctica a realizar
    • La indicación de consultar al médico en caso de que el usuario padezca enfermedades o que se produzcan complicaciones posteriores
    • Fecha, firma y DNI del usuario o representante legal
    • La posibilidad de revocar este consentimiento en cualquier momento sin necesidad de expresar motivación alguna
    • Leyendas que indiquen el correcto tratamiento de los datos de carácter personal, conforme a la normativa específica vigente

    Por parte de los usuarios de estos servicios, es importante que se conserve la copia del consentimiento informado y de la factura del trabajo realizado, ya que esta es la única vía de poder reclamar en caso de la realización de tratamientos inadecuados o complicaciones posteriores.

    ATENCIÓN: Henna negra

    La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ha informado del riesgo asociado al uso de los tatuajes temporales a base de Henna negra.

    La Henna negra se obtiene añadiendo a la Henna natural otros colorantes, como la p-fenilendiamina o PPD, para aumentar la intensidad del color, la velocidad de fijación y la duración del tatuaje. Estos colorantes se encuentran prohibidos para uso directo sobre la piel, porque pueden desencadenar reacciones alérgicas cutáneas graves.

    Además de que estas reacciones pueden dejar cicatrices y secuelas estéticas, los usuarios pueden quedar permanentemente sensibilizados, de forma que futuros contactos con esta sustancia, presente por ejemplo en muchos de los tintes de pelo del mercado, pueden provocar nuevos episodios de dermatitis alérgicas de contacto.

    Los síntomas de las recciones alérgicas relacionadas con la Henna negra pueden aparecer hasta varias semanas después de su aplicación, pudiendo consistir en picor, enrojecimiento, manchas, ampollas o incluso la decoloración permanente de la piel y cicatrices en la zona donde se aplicó el tatuaje, requiriéndose en alguno de los casos atención médica urgente o incluso hospitalización.

    Recuerde: la Henna no es negra.

     

    Siga estas RECOMENDACIONES:

    • Tenga precaución ante las ofertas para la realización de tatuajes temporales con Henna (dibujos sobre la piel, sin inyección intradérmica) que proliferan en verano en playas, mercadillos y otros eventos al aire libre
    • Evite los tatuajes temporales de color negro y aquellos en los que se ofrece una permanencia prolongada
    • Si ha aplicado recientemente sobre su piel tatuaje temporal a base de Henna negra y presenta alguno de los síntomas descritos, acuda a un servicio médico