Pago

Servicios de iniciación de pagos e información sobre cuentas: qué son y recomendaciones

En la actualidad, casi cualquier producto o servicio se puede comprar o contratar sin salir de casa.

El comercio online va sumando adeptos y ya son cada vez más los consumidores que utilizan Internet para realizar todas sus compras. En este sentido, la seguridad en las transacciones es una de las mayores preocupaciones de los usuarios que compran online.

Intentando responder a esta cuestión, en los últimos tiempos, han aparecido nuevos servicios de pagos complementarios, diferentes a las tarjetas de crédito o las transferencias entre cuentas, así como otras medidas financieras, que pretenden garantizar una mayor seguridad en nuestras transacciones. Entre ellos se encuentran los sistemas de iniciación de pagos y los de información de cuentas, que ya se encuentran regulados en la nueva normativa de servicios de pago, aprobada el pasado mes de diciembre.

En el siguiente reportaje del Portal del Consumidor de la Comunidad de Madrid explicamos cómo funcionan estos servicios, así como las garantías que deben ofrecerle cuando los utiliza.

 

¿Qué es un servicio de iniciación de pagos?

 

Los servicios de iniciación de pagos son aquellos que permiten al consumidor pagar sus compras a través de Internet sin tener que utilizar ningún medio de pago (como una tarjeta de crédito o una cuenta bancaria) en el momento de la transacción, ya que el pago del producto o servicio se hace a través de una plataforma que hace de intermediaria entre el vendedor y el consumidor.

Es en esta plataforma donde el consumidor tiene almacenados sus datos bancarios y por tanto, es ella la encargada de gestionar la orden de pago con el comerciante y con la entidad bancaria.

Estos sistemas de iniciación de pago, ofrecen al vendedor la seguridad de que el pago se ha hecho, lo que permite que este inicie la entrega del bien o preste el servicio sin dilación, en el momento que se da la orden. Y al consumidor, le ofrecen la garantía de no tener que facilitar sus datos bancarios cada vez que realiza una compra. Estos servicios, por tanto, ofrecen una solución tanto a los comerciantes como a los usuarios, garantizando la posibilidad de hacer compras en línea aun cuando no posean tarjetas de crédito.

Servicios de pago
Ejemplo de servicio de iniciación de pagos

 

¿Y un servicio de información sobre cuentas?

 

Por su parte, los sistemas de información de cuentas proporcionan al consumidor información global sobre las distintas cuentas bancarias y de pago que tiene contratadas con sus entidades, lo que le permite tener en todo momento una información inmediata y certera de su situación financiera.

En general, estos servicios permiten tener una visión global de las cuentas que tenga asociadas al servicio, que incluyen, una relación de sus gastos y compras mensuales, sus ingresos, de manera que pueden realizar un análisis de los datos bancarios que necesite. Además, le advierten de los cargos que le realizan en sus cuentas, de manera que puede estar permanentemente informado de cuando se realiza un cargo imprevisto o duplicado.

Es importante que conozca que, para que estas empresas puedan funcionar y realizar su servicio, es necesario que el consumidor de acceso a las cuentas bancarias que quiera analizar.

Obligaciones y garantías que ofrecen estos servicios

 

Tanto las empresas que se dedican a realizar actividades de iniciación de pagos, como aquellas que nos ofrecen servicios de información de cuentas, tienen que cumplir unas obligaciones de seguridad específicas, establecidas en la legislación de servicios de pago.

En el caso de las compañías que presten servicios de iniciación de pagos, sepa que en ningún momento pueden entrar en poder de los fondos de sus cuentas bancarias. Además:

  • Deben garantizar que todas las credenciales de seguridad personalizadas que como usuario ha prestado para su identificación no sean accesibles a terceros.
  • Asimismo, están en la obligación de garantizar que cualquier información que facilite al utilizar este servicio se hará con su consentimiento explícito.
  • En ningún momento podrán solicitar ningún dato distinto de los necesarios para poder prestar el servicio, así como almacenar datos sensibles del consumidor.
  • No pueden utilizar, almacenar o acceder a ningún dato para fines distintos de la propia prestación del servicio.
  • Así como, no pueden modificar el importe, el destinatario ni ningún otro dato de la operación que realice.

Además, recuerde que la prestación de estos servicios de iniciación de pagos no está supeditada a que exista una relación contractual entre su entidad bancaria y estas empresas.

En lo que respecta a los servicios de información sobre cuentas, sepa que estas empresas podrán acceder únicamente a la información de las cuentas bancarias que designe y las operaciones de pago correspondientes. De igual manera deben:

  • Garantizar que las credenciales de seguridad del usuario no sean accesibles a terceros, y que, cuando las facilite, la transmisión se realice a través de canales seguros y eficientes.
  • No solicitar datos de pago sensibles vinculados a las cuentas de pago.
  • No utilizar, almacenar o acceder a ningún dato, para fines distintos de la prestación del servicio, expresamente solicitado por el consumidor.
  • Prestar sus servicios exclusivamente sobre la base del consentimiento explícito del usuario.

 

Recomendaciones

 

Antes de darse de alta en cualquiera de estos servicios es recomendable que lea con detenimiento las condiciones generales, donde vendrán especificadas las particularidades del servicio, si este tiene algún coste o su política de protección de datos.

Guarde toda la documentación y publicidad que le hayan facilitado del servicio que va a utilizar. Será fundamental en el caso de que tenga algún problema y quiera reclamar.

Las entidades bancarias, así como otros proveedores de servicios de pago, deberán aplicar la autenticación reforzada en las operaciones de sus clientes. Esta autenticación está basada en la utilización de dos o más elementos de identificación que son independientes entre sí y están concebidos de manera que se proteja la confidencialidad de los datos de identificación.

Recuerde que cualquier operación de pago se considerará autorizada únicamente cuando haya dado el consentimiento para su ejecución. A falta de tal consentimiento la operación se considerará no autorizada. En este sentido, si se realiza cualquier operación no autorizada, la entidad bancaria o el proveedor de servicios de pago deberá devolverle la cantidad que no reconozca.

Asimismo, su entidad bancaria podrá denegar el acceso a sus cuentas a los servicios de información sobre cuentas o un proveedor de servicios de iniciación de pagos por razones justificadas y debidamente documentadas relacionadas con el acceso no autorizado o fraudulento a la cuenta de pago, en particular con la iniciación no autorizada o fraudulenta de una operación de pago.

 

Reclamaciones

 

Si tiene algún problema con estos servicios de pagos, el procedimiento que se debe seguir es diferente del que rige para las reclamaciones generales de consumo. En primer lugar, puede reclamar al defensor del cliente u órgano equivalente de la entidad financiera o del proveedor de servicios de pago con el que tiene la disputa.

En caso de no recibir respuesta satisfactoria, o si ha transcurrido un mes sin haber obtenido contestación al escrito, puede dirigirse al Servicio de Reclamaciones del Banco de España.