dentista

Cierre de clínicas dentales Funnydent

El repentino cierre de las clínicas Funnydent en siete municipios de la Comunidad de Madrid a finales del mes de enero de 2016, dejó a miles de clientes afectados y con sus tratamientos interrumpidos.

Alcorcón, Alcalá de Henares, Alcobendas, Fuenlabrada, Leganés, Torrejón de Ardoz y Móstoles se vieron afectados ante esta situación. La Dirección General de Comercio y Consumo informó de las acciones que podía acometer en relación con los afectados, entre ellas tramitar las reclamaciones presentadas.

El consumidor disponía de varios canales para obtener información: el 012, las Oficinas Municipales de Información al Consumidor y la Dirección General de Comercio y Consumo, donde se indicaron los pasos a seguir.

Los usuarios podían presentar la reclamación ante los organismos de Consumo acompañándola de toda la documentación relacionada con el caso (folletos, publicidad, contrato, etc.) y con el pago (facturas, entregas a cuenta, etc.) y dejando claro, en su escrito, de qué manera se abonó el servicio: al contado o a través de un contrato de crédito al consumo vinculado.

Por otro lado, el consumidor también pudo dirigirse a las asociaciones de consumidores, por si existiese la posibilidad de formular una demanda colectiva ante juzgados y tribunales, o pudo presentar una demanda individual ante los tribunales: el Servicio de Orientación Jurídica General estuvo a su disposición para resolver cualquier duda, solicitando cita previa en el teléfono gratuito 900 814 815 (9:00 a 20:00 horas).

 

Reclamaciones

La Dirección General de Comercio y Consumo informó de que los consumidores que estuvieran financiando ese servicio a través de un crédito al consumo, podrían reclamar la interrupción del pago de las cuotas.

La legislación en materia de préstamos al consumo (Ley 16/2011, de 24 de junio, de contratos de crédito al consumo) establece que los que se contratan de forma vinculada a un servicio en concreto, permiten al consumidor anular el contrato y dejar de pagar los importes, si ese servicio no se cumple. Para ello, el consumidor debe dirigirse al prestamista (financiera o entidad bancaria) de forma fehaciente (carta certificada, burofax, etc.) y solicitar la anulación del crédito. Si esta se niega a atender la solicitud de anulación de los cargos pendientes de pago, solicite la hoja de reclamaciones. Consulte más información aquí.

En los casos de reclamaciones donde los tratamientos se pagaron al contado por adelantado o se entregaron cantidades a cuenta, se trasladaron a la Fiscalía. Si el pago se realizó contratando un crédito al consumo, vinculado a la prestación del servicio odontológico, se llevó a cabo la mediación con el prestamista, al tiempo que se trasladaron las reclamaciones a la Fiscalía por la responsabilidad de la empresa propietaria de las clínicas.

 

Historial clínico

En relación con la documentación que los afectados acompañaban en su reclamación, además de los folletos, publicidad, contrato, facturas, entregas a cuenta, etc, la Consejería de Sanidad puso en disposición de todos los afectados de los cierres que lo solicitaron y acreditaron adecuadamente, una copia de su historia clínica. Los originales de las historias clínicas quedaron asimismo a disposición del juzgado para el desarrollo del proceso legal que proceda. Más información aquí.

 

¿Qué acciones acometió la Dirección General de Comercio y Consumo?

Desde la Dirección General de Comercio y Consumo, y teniendo en cuenta las circunstancias de cierre definitivo de las clínicas y su central, recabaron las reclamaciones presentadas en las OMICs y se estudió cada caso en concreto.

Además, mantuvo reuniones de coordinación con los posibles agentes implicados, en particular con las entidades con las que los afectados firmaron contratos de crédito para la financiación de los tratamientos, así como otras actuaciones inspectoras y sancionadoras correspondientes en el ámbito de sus competencias

 

Desde septiembre de 2016

Según el comunicado emitido por el Juzgado de Instrucción Nº 4 de Navalcarnero, se estableció un sistema escalonado de apertura de Centros sanitarios, a fin de posibilitar que las personas afectadas por la situación generada por el cierre de las Clínicas Dentales Funnydent puedan, si lo desean, continuar los tratamientos asistenciales que venían recibiendo antes de su cierre.

La apertura de las clínicas se efectuó, bajo la tutela del Juzgado, a través de los Administradores Judiciales designados al efecto y comenzó en el mes de septiembre con la apertura de la clínica dental ubicada en el municipio de Leganés.

La Consejería de Sanidad verificó el cumplimiento de la normativa técnico-sanitaria y requisitos legalmente exigidos para el correcto funcionamiento de las clínicas dentales de forma previa a su apertura, de modo que se garantice la seguridad y la calidad de la asistencia sanitaria que éstas deban prestar.

Con el fin de facilitar el acceso de las personas afectadas, el Juzgado habilitó un teléfono gratuito, el 900 102 731, en horario de 9:00 a 21:00 horas, que canaliza las citas odontológicas de los afectados.

Por su parte, la Dirección General de Comercio y Consumo continuará la tramitación de los expedientes abiertos para la resolución extrajudicial de las reclamaciones mediante la mediación con las Entidades Financieras, salvo renuncia expresa por parte del consumidor afectado.