La Comunidad de Madrid presenta su primera guía sobre prevención del suicidio en adolescentes dirigida a familias y educadores

https://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
LDP45

La Comunidad de Madrid ha presentado hoy su primera guía para familiares y educadores de prevención del suicidio en adolescentes, que incluye material informativo y didáctico y aborda aquellos factores de riesgo a los que los profesionales y el entorno de posibles afectados deben prestar especial atención para evitar posibles episodios autolíticos.

https://www.comunidad.madrid/sites/default/files/rob08859.jpeg60004000 La consejera Fátima Matute
12 marzo 2024

La consejera de Sanidad, Fátima Matute, ha participado en este acto, celebrado en el hospital público Santa Cristina de la capital, donde ha informado -junto a los expertos que lo han elaborado- de las líneas maestras de este documento, y ha manifestado el compromiso del Gobierno autonómico con la salud mental tanto preventiva como asistencialmente.

Igualmente, Matute ha destacado la importancia que tiene difundir esta herramienta de ayuda dentro de los círculos de familiares y amigos, en la comunidad educativa o a través de los medios de comunicación. “Madrid es la región con la tasa bruta de suicidios más baja de España, con 5,97 casos consumados por cada 100.000 habitantes, y por debajo de la media nacional, que es de 8,90. Pese a ello, no nos resignamos a dejar de luchar contra esta lacra que azota en estos momentos a nuestra sociedad y que nos obliga a centrar nuestro esfuerzo también en la infancia y la juventud”, ha apuntado.

En este sentido, ha subrayado que para la implantación del último Plan de Salud Mental la Comunidade Madrid cuenta con 21 equipos específicos en prevención del suicidio en la red pública de hospitales de la región. “Cuando este Plan se culmine en total habrá 370 profesionales especializados al servicio de los madrileños”, ha destacado

En este trabajo han contribuido jóvenes con sus testimonios y experiencias, recogidas por psicólogos y psiquiatras expertos en los pacientes de menor edad, y que han servido para identificar de manera precisa las señales de alerta, verbalizadas o no, y poder actuar de forma preventiva.

La Administración autonómica ha impreso 5.400 ejemplares de esta guía, que se distribuirán en 55 puntos: 2.800 en centros de salud, 1.700 en la red pública de hospitales; casi 500 en los Centros de Encuentros Familiar de la Comunidad de Madrid –CAEF- ubicados en Alcorcón, Móstoles, Torrejón de Ardoz, Las Rozas de Madrid y la capital, donde también está el centro especializado en prevención de adicciones en adolescentes y jóvenes Los Mesejo.

Cerca de 400 estarán a disposición de los institutos y el resto en bibliotecas públicas y otros organismos especializados en salud mental. Por otra parte, la versión descargable ya es accesible de manera gratuita, a través de este enlace o de un código QR.

Colaboracón con ayuntamientos

Durante el acto se han dado a conocer también las acciones puestas en marcha por la Comunidad de Madrid y en colaboración con los 179 municipios de la región. Así, la Oficina de Salud Mental y Adicciones ha coordinado un documento con las claves necesarias para la implantación municipal del Plan de Prevención del Suicidio.

En él se detallan iniciativas y acciones para que las corporaciones locales cuenten con las herramientas precisas que garanticen una correcta actuación comunitaria en este campo.

Actuación en situaciones de crisis 

La adolescencia es la etapa vital de construcción de la identidad de los jóvenes y adolescentes. Ante cualquier señal de riesgo es importante responder con rapidez, a través de conversaciones con preguntas, escucha y apoyo constante a las personas de este colectivo.

Ante una crisis que pueda derivar en una conducta autolítica, hay que llamar de inmediato al teléfono 112 y seguir las indicaciones recibidas desde el Servicio de Urgencias Médicas de Madrid, SUMMA112, que establecerá una atención específica en Salud Mental a través de su equipo de psicólogos clínicos. Si fuera necesario, el tratamiento continuará en las unidades específicas tanto infantiles y juveniles de la red pública de hospitales de la Comunidad de Madrid.