Dos enfermeras del Hospital Universitario Infanta Leonor, finalistas del ‘Premio Néstor Bereciartu 2023’

https://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
IFR27

OTORGADO POR LA REVISTA 'ROL DE ENFERMERÍA'

Dos enfermeras del Hospital de Día del Hospital Universitario Infanta Leonor, María José Solaeta Gómez y María de los Ángeles Rodríguez-Calderita Facundi, han sido reconocidas como cuartas finalistas del ‘Premio Néstor Bereciartu 2023’, otorgado por la revista ‘ROL de Enfermería’, por el artículo “El Camino de Esperanza es un camino de Sanación”. El artículo finalista, que será publicado próximamente en la revista ROL, está basado en un estudio prospectivo y observacional cuyo título es “Estudio para valorar la influencia de participar en el “Camino de Esperanza” en la calidad de vida de pacientes de cáncer de mama: preparándonos para el Camino”.

https://www.comunidad.madrid/sites/default/files/doc/sanidad/comu/enfermeras_huil_galardonadas.jpg36683024 Enfermeras HUIL galardonadas
16 junio 2023

La población objeto de estudio han sido 16 mujeres, pacientes con cáncer de mama, entre 30 y 61 años, que han sido tratadas en el Hospital de Día de este centro hospitalario. Se les trasladó dos cuestionarios, uno antes de empezar el Camino, para conocer sus motivaciones, y otro al finalizarlo con el fin de analizar sus beneficios atribuidos.

Según se refleja en el artículo “El Camino de Esperanza es un camino de Sanación” y en el que participa también un psicólogo clínico externo, el ‘Camino de esperanza’ que realizan estas pacientes es percibido como un periodo de tiempo y de actividad que les ayuda a despedirse de su pasado reciente con la enfermedad para afrontar una nueva etapa, de “sanación”. En concreto, se trata de una experiencia organizada y planificada que ha demostrado ser un complemento necesario a su tratamiento médico y ayuda a las pacientes a iniciar una nueva etapa con mayores conocimientos, autoestima, autoconfianza, resiliencia, compasión y estado de salud, así como con menores preocupaciones.

Además, los resultados obtenidos convierten a este proyecto en una “escuela de sanación”, donde las enfermeras tienen un papel fundamental puesto que intervienen como directoras y organizadoras, así como tutoras y guías de ese aprendizaje. El plan de “cuidados de enfermería” posibilita la consecución de metas sencillas, las propias de hacer el Camino, y facilita el logro de otras más complejas, como las señaladas anteriormente.

Como conclusión a este trabajo, las enfermeras subrayan que es necesario ampliar el campo de actuación de la Enfermería fuera de las instituciones sanitarias para aumentar y transformar las posibilidades de una vida plena para las pacientes y enriquecer la satisfacción profesional de los profesionales que las acompañan.