El Hospital Universitario Fundación Alcorcón cumple el primer año de trasplante compartido de médula

AddToAny

https://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
ALN6

TRAS ATENDER CON ÉXITO A 9 PACIENTES CON MIELOMA MÚLTIPLE Y LINFOMA

La Unidad de Hematología y Hemoterapia del Hospital Fundación Alcorcón ha cumplido un año del programa de “Trasplante Autólogo Compartido”, en colaboración con el Hospital Universitario Ramón y Cajal. Un total de 9 pacientes con cánceres hematológicos han podido así ser atendidos en su hospital de referencia, la Fundación Alcorcón, en el postrasplante inmediato (fase del tratamiento que dura varias semanas) tras recibir los progenitores hemopoyéticos en el Hospital Ramón y Cajal.

https://www.comunidad.madrid/sites/default/files/doc/sanidad/comu/00_16.png19201024Imagen de células en el torrente sanguíneo
23 mayo 2023

El pasado mes de marzo la Unidad de Hematología y Hemoterapia del Hospital Universitario Fundación Alcorcón celebró el primer aniversario desde la puesta en marcha del proyecto “Trasplante Autólogo Compartido” junto con el Hospital Universitario Ramón y Cajal, del cual se han beneficiado 9 pacientes con mieloma múltiple y linfoma no Hodgkin. Esto se ha llevado a cabo bajo los exigentes estándares de calidad JACIE, que permiten prestar esta asistencia con la mayor seguridad y calidad para el paciente.

El trasplante autólogo de progenitores hematopoyéticos (TAPH) es un tratamiento vital para el control de algunas neoplasias hematológicas y para la supervivencia de los pacientes que las padecen. Este procedimiento comprende una primera fase de recolección mediante aféresis de los progenitores hemopoyéticos con posterior criopreservación y administración de los mismos. La infusión de los progenitores (trasplante) se sigue de una segunda fase de atención médica hospitalaria que comprende desde el periodo de aplasia medular hasta su recuperación.

Antes de la puesta en marcha de este proyecto, el proceso del TAPH se llevaba a cabo íntegramente en el Hospital Ramón y Cajal. Pero desde marzo de 2022, una vez son infundidos los progenitores en el Hospital Universitario Ramón y Cajal, los pacientes son trasladados a nuestro centro en ambulancia medicalizada, donde se asume la segunda fase del trasplante. Este periodo conlleva un ingreso con una media de 19 días, hasta que el paciente se recupera de la aplasia y puede ser dado de alta para continuar el seguimiento posterior de forma ambulatoria en las consultas de hematología.

Hasta ahora se ha trasplantado en el seno de este programa a 9 pacientes, con mieloma múltiple en 6 casos (uno de los pacientes ha recibido dos trasplantes), con linfoma no Hodgkin folicular en 2 casos, y con linfoma T anaplásico en el caso restante. En las próximas semanas está previsto que se reciba a otros 2 pacientes una vez hayan finalizado el tratamiento de quimioterapia previo.

Este hito ha sido posible gracias al esfuerzo del equipo del servicio de Hematología del Hospital Universitario Fundación Alcorcón liderado por el Dr. Francisco Javier Peñalver Párraga (jefe de Unidad), la Dra. María García Roa (responsable médico del programa), Ana María Espuela (responsable enfermera del programa) y Milagros Escribano (supervisora de Enfermería) así como del Hospital Ramón y Cajal liderado pr el Dr. Javier López Jiménez (jefe de servicio), la Dra. Ana Lario Arribas (coordinadora del programa junto con la Dra. García Roa), la Dra. Pilar Herrera Puente y la Dra. Gemma Moreno Jiménez (responsable de la Unidad de Aféresis y del Laboratorio de Terapia Celular) y Tania Campaña Marzal y Begoña Hinojo Marín (supervisoras de Enfermería).

Tanto el personal sanitario como los pacientes y sus familiares valoran de forma altamente positiva la implantación de este proyecto,  ya que conlleva una serie de mejoras que impactan en la calidad de la atención al paciente: mayor bienestar emocional para el paciente que se encuentra en su hospital de referencia, tratado por sus profesionales sanitarios habituales, facilitando la conciliación familiar durante el ingreso por la cercanía a su domicilio y disminución del tiempo de ocupación de camas en el Hospital Universitario Ramón y Cajal lo que posibilita que un mayor número de pacientes puedan ser trasplantados.