Premiado un estudio del Hospital Gregorio Marañón que determina la inmunidad a los ocho meses tras vacunarse contra la Covid-19

https://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
SLA20

La protección es robusta en las primeras semanas y se pierde progresivamente

Investigadores del Laboratorio de Inmuno-Regulación del Hospital General Universitario Gregorio Marañón han llevado a cabo un trabajo para conocer la respuesta inmunológica frente a la Covid-19 de las vacunas de ARN mensajero (mRNA), comercializadas por Pfizer y Moderna. Las principales conclusiones de este estudio es que ambas vacunas de mRNA confieren una inmunidad robusta durante las primeras semanas tras la vacunación, aunque esta inmunidad se pierde progresivamente con el paso de los meses. Se ha estimado que el 45% de los vacunados con BNT162b2 (Pfizer) habrían perdido su protección frente al SARS-CoV-2 después de 8 meses tras la vacunación, mientras que en los vacunados con mRNA-1273 (Moderna) solo lo habrían perdido el 12,5%. Los resultados de este estudio, premiado en el 43 Congreso de la Sociedad Española de Inmunología, indicarían que las vacunas no son iguales a la hora de conferir una protección a largo plazo.

https://www.comunidad.madrid/sites/default/files/doc/sanidad/comu/2023_03_08_grupo_rafa_correa_1_web.jpg1170839 médicos del hospital gregorio marañón
28 marzo 2023

En el trabajo de los investigadores del Marañón, publicado en Biomedicines con el título “Cellular and Humoral Responses Follow-up for 8 Months after Vaccination with mRNA-Based Anti-SARS-CoV-2 Vaccines”, los autores estudiaron la respuesta específica frente al SARS-CoV-2 en una cohorte de 150 voluntarios sin historia previa de COVID-19, todos ellos profesionales del Hospital Gregorio Marañón. Se les hizo un seguimiento de 8 meses de los niveles de anticuerpos IgG Anti-S (respuesta humoral) y de la respuesta celular específica frente a la Proteína S del SARS-CoV-2, tras la administración de las dos primeras dosis de estas vacunas.

Otro de los resultados del estudio es que la estratificación en distintas cohortes reveló que los hombres mayores de 48 años y las mujeres menores de 48 años vacunados con Moderna presentaban una mayor inmunidad en comparación con la misma cohorte vacunada con Pfizer.

Previamente, otros trabajos dirigidos por los investigadores Rafael Correa y Marjorie Pion, del Laboratorio de Inmuno-Regulación del Hospital Gregorio Marañón, demostraron que la inmunidad humoral y celular conferida por estas vacunas alcanzaba altos niveles durante las dos primeras semanas tras la administración de la segunda dosis. Sin embargo, una de las principales incógnitas respecto a la vacunación era conocer la duración de esta inmunidad a largo plazo.

Con este trabajo, se presenta el comportamiento inmunológico a los ocho meses de recibir las vacunas. Sin embargo, son necesarios más estudios para conocer la evolución de esta inmunidad y la necesidad y efectos de las dosis de refuerzo.

Estos resultados han sido presentados por Sergio Gil Manso, investigador del Laboratorio de Inmuno-Regulación del Instituto de Investigación Sanitaria Gregorio Marañón, que ha recibido el premio del Grupo Joven de la Sociedad Española de Inmunología (GJSEI) a la mejor Comunicación Oral presentada en el 43 Congreso de la Sociedad Española de Inmunología.

Este trabajo ha sido posible gracias a la estrecha colaboración con los facultativos Patricia Muñoz y Roberto Alonso, del Servicio de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas del Hospital Gregorio Marañón, Ignacio Sánchez-Arcilla, del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del mismo centro, y Jordi Ochando del Centro Nacional de Microbiología y de la Icahn School of Medicine del Monte Sinaí. De igual manera, el trabajo también ha contado con el apoyo de las Plataformas de Cultivos Celulares, y de Metodología y Bioestadística del Instituto de Investigación Sanitaria Gregorio Marañón (IiSGM).