La Comunidad de Madrid protagoniza el cupón de la ONCE del 7 mayo con la restauración ecológica de la antigua presa de La Alberca

https://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
AMM545

La Comunidad de Madrid protagonizará el cupón de la Organización Nacional de Ciegos de España (ONCE) correspondiente al sorteo del próximo 7 de mayo con la restauración ecológica de la antigua presa de La Alberca efectuada por Canal de Isabel II, y que pondrá a la venta 5 millones de ejemplares. Esta acción se enmarca dentro de la colección de esta entidad sin ánimo de lucro Ser sostenibles, cuyo objetivo es difundir la apuesta de las comunidades autónomas por la protección del medio ambiente.

https://www.comunidad.madrid/sites/default/files/paloma_martin_medio_ambiente_once_2.jpeg58083767 La consejera Paloma Martín durante su presentación en el Centro regional de Educación Ambiental El Campillo
03 mayo 2022

La consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura, Paloma Martín, ha asistido hoy a su presentación en el Centro regional de Educación Ambiental El Campillo, en Rivas Vaciamadrid. La fotografía impresa se corresponde con la zona donde se encontraba la estructura hidráulica de La Alberca. Ésta comenzó a construirse en los años 70 para el abastecimiento de agua a la localidad de Cenicientos, pero nunca se terminó debido a problemas en su cimentación. Por ello, se proyectó su desmantelamiento y la posterior restauración ecológica y paisajística de la zona con una inversión de más de medio millón de euros.

El restablecimiento de la vegetación se ha efectuado con la plantación de más de 3.500 árboles y arbustos de especies autóctonas, realizando una cuidada selección de ejemplares de fácil adaptación a este entorno, de pocas savias y de pequeño tamaño.

La protección de la fauna se ha logrado mediante la instalación de una cubierta vegetal en toda la superficie afectada por el embalse y la propia presa, generando una charca de escasa profundidad muy adecuada para los anfibios. Asimismo, se ha mantenido una parte de la galería de la presa, que constituía un albergue de gran importancia para los murciélagos y a los que se ha querido dar un nuevo espacio, propicio para la nidificación.

Los lodos sedimentados en el embalse se han utilizado para regenerar la cubierta vegetal del entorno y el hormigón de la presa para obtener zahorra artificial (material granulado) que se ha utilizado en la adecuación de más de cinco kilómetros de caminos y vías pecuarias del entorno. Esta rehabilitación es un referente europeo por la protección de la biodiversidad y la recuperación del entorno natural, así como un ejemplo de economía circular.