El Servicio de Anestesia del Hospital La Paz, pionero en España en emplear sistemas de recuperación de gas anestésico

https://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
AMF77

Con tecnología que evita su liberación a la atmósfera

El Servicio de Anestesiología y Reanimación Infantil del Hospital La Paz pone en marcha en dos de sus quirófanos un programa piloto de recuperación de los de gases anestésicos durante la actividad quirúrgica, evitando su liberación a la atmosfera. El 30% de la huella de carbono de la Industria Sanitaria en España, un 4,7% de la global, procede de la actividad quirúrgica. Con este sistema esta huella podría reducirse significativamente.

https://www.comunidad.madrid/sites/default/files/doc/sanidad/rrhh/anestesiologia_y_reanimacion.jpg12801920 Anestesiólogo aplicando anestesia
23 febrero 2022

El Servicio de Anestesiología y Reanimación Infantil del Hospital La Paz fue pionero en España en crear sistemas de recuperación de gas anestésico durante la atención perioperatoria del paciente pediátrico. El doctor Pascual Sanabria, anestesiólogo infantil, puso en marcha una iniciativa, que cuenta con más de 20 años de experiencia, en la que se capturan los gases anestésicos liberados durante la fase de inducción anestésica inhalatoria, asegurando que el personal de quirófano no está expuesto a dichos gases en su actividad laboral diaria.

Actualmente los respiradores de anestesia de los quirófanos tienen la capacidad de administrar una mezcla de oxígeno, aire y gas anestésico, que entre otras funciones permite tomar el control de la función ventilatoria de los pacientes durante la anestesia general. Los gases espirados del paciente vuelven al respirador donde son depurados. Se elimina el CO2 exhalado por el paciente de la mezcla y se reutiliza el gas anestésico, que vuelve al paciente a través de una nueva mezcla de oxígeno y aire.

El anestesiólogo decide la tasa de recirculación de gases anestésicos. De tal forma que los gases sobrantes son eliminados del respirador y expulsados a la atmósfera para que no supongan un riesgo ambiental y laboral para el personal de quirófano. Por tanto, mediante esta nueva tecnología, se evita la expulsión de los gases anestésicos a la atmósfera.

Experiencia pionera

El Contraflurano© es un sistema que tiene como objeto absorber los gases anestésicos (sevoflurano, desflurano o isoflurano, con acción de efecto invernadero y calentamiento global) que emplean los anestesiólogos para anestesiar a los pacientes. Mediante el mismo los gases anestésicos sobrantes no son expulsados a la atmósfera sino que quedan atrapados en un contenedor que actúa como filtro. Cuando éste se satura, se sustituye por un nuevo filtro, y el lleno es recogido por una empresa comercializadora que lo procesa y consigue recuperar los gases anestésicos.

El Hospital La Paz es el primer hospital de España en emplear este sistema de manera global: en quirófano, para anestesia en áreas alejadas de quirófano y en Cuidados Intensivos. Durante los próximos seis meses se comprobará que la tecnología es compatible con los sistemas de anestesia del centro y se medirá de forma independiente la eficacia del Contraflurano. Posteriormente se estimará la huella de carbono de su proceso de uso, desde su fabricación hasta su procesamiento, mediante un análisis de Life Cycle Assessment o evaluación del ciclo de vida.

La Paz Agenda 2030: Reduciendo la huella de carbono

La huella de carbono de la Industria Sanitaria en España es de aproximadamente el 4,7% del total nacional, según el Informe Health Care Without Harm Climate-smart health care series Green Paper Number One en colaboración con ARUP (2019). El 30% de esta procede de la actividad quirúrgica y está basada en tres aspectos fundamentalmente: el gasto energético necesario para mantener una ventilación de presión positiva y climatización de los quirófanos, los gases anestésicos empleados, y el proceso de manejo de residuos y cadena de suministros.

Al evitar la liberación de gases anestésicos a la atmósfera reducimos una parte significativa de la huella de carbono de la actividad quirúrgica, y por tanto de la actividad sanitaria. Objetivo que se enmarca en los Objetivos de Sostenibilidad de la Agenda 2030 de Naciones Unidas (Objetivo 13).

Las unidades de Contraflurano llenas serán trasladadas a una planta de procesamiento donde los gases anestésicos capturados serán recuperados para evitar su liberación a la atmósfera durante su procesamiento.  Estos gases anestésicos podrán ser utilizados de nuevo en pacientes una vez purificados. Para esta última fase de economía circular hace falta aún la aprobación de la Agencia Europea del Medicamento que autorice su uso. De confirmarse esta autorización, la huella de carbono del proceso perioperatorio se podría reducir significativamente integrándose en un proceso de economía circular.

Asimismo, desde el Comité de Sostenibilidad de la Sociedad Europea de Anestesiología y Cuidados Intensivos (ESAIC), coordinado por el Dr. Patricio González, anestesiólogo infantil del Hospital La Paz, se anima a la creación de Comités de Sostenibilidad hospitalarios, y a nivel de las distintas Sociedades Científicas nacionales, pudiendo formarse al respecto a través de su página web.