Damos luz verde a 3,7 millones para la mejora de la seguridad ciudadana

https://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
JHC49

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha dado hoy el visto bueno a una inversión de 3,7 millones de euros que servirán para la adquisición y mantenimiento de medios materiales que redundarán en la mejora de la seguridad ciudadana en la región.

https://www.comunidad.madrid/sites/default/files/img/profesiones/policia_local_0.jpg45783052 Policia Local en una moto patrullando
13 octubre 2021

Por un lado, el Ejecutivo regional destinará 1.235.901,85 euros para que los ayuntamientos adheridos a la Estrategia de Seguridad Integral de la Comunidad de Madrid (ESICAM179), que aprobó el Gobierno autonómico el pasado mes de diciembre, puedan adquirir vehículos para sus Cuerpos de Policía Local.

Para ello, a través de la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior, aprobará próximamente una convocatoria de subvención en especie de medios materiales destinados a dichos Cuerpos. Se calcula que el gasto aprobado por el Consejo de Gobierno servirá para la compra de aproximadamente medio centenar de coches.

En el baremo para el reparto de estas ayudas se tendrá en cuenta, entre otros factores, las necesidades materiales de las Policías Locales en función de la realidad del municipio y las principales misiones a cumplir y la ratio de agentes por cada 1.000 habitantes, favoreciendo a las de mayor.

Mantenimiento de los equipos de emergencias

La siguiente partida autorizada hoy por el Consejo de Gobierno para la mejora de la seguridad es una de 2,4 millones de euros para el mantenimiento integral de la flota de vehículos adscritos a la Dirección General de Emergencias de la Comunidad de Madrid.

Con este presupuesto se quiere dar cobertura a la reparación de posibles averías, así como las revisiones periódicas necesarias. El contrato engloba un total de 276 unidades, tres de ellas autobombas rurales pesadas.

Con esta inversión, el Gobierno regional garantiza un mejor servicio y uso de los recursos materiales, unos vehículos que son imprescindibles para garantizar el trabajo de los efectivos de Emergencias de la región.