Aprobamos 3,3 millones de euros para renovar la señalización de la línea 7 de Metro

https://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
AEG46

La Comunidad de Madrid va a invertir 3,3 millones de euros en la renovación de la señalización de los sistemas de conducción (ATO, Automatic Train Operation) de la línea 7 de Metro. El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy la contratación de las obras para el cambio de este sistema, cuyo objetivo es mejorar la calidad, disponibilidad, capacidad de transporte y eficiencia en el mantenimiento.

https://www.comunidad.madrid/sites/default/files/img/locomocion/shutterstock_1413271796.jpg39682976 Metro de Madrid
24 febrero 2021

En concreto, se van a renovar los sistemas encargados de la conducción automática y operatividad de la línea 7A (Pitis-Estadio Metropolitano) para equipararlos a los instalados en otras líneas de la red. Esto permitirá, además, ampliar el tipo de trenes que pueden circular por esta línea.

Los trabajos necesarios para el cambio de sistema contemplan el acopio de materiales y su instalación, así como las pruebas de uso, su puesta en servicio y la documentación necesaria. Las obras se realizarán de manera nocturna para evitar molestias a los viajeros.

Esta renovación forma parte de un plan que contempla la renovación tecnológica de los sistemas de señalización de la red de Metro de Madrid. Con ello se quiere mejorar la calidad del servicio que presta el suburbano, especialmente en materia de seguridad, disponibilidad, capacidad y eficiencia del mantenimiento. Así, ya se han instalado sistemas similares en las líneas 2, 3, 4, 5, 7B, 8, 9, 10, 11, 12 y 10B.

Mayor confort para los viajeros

El sistema que se va a renovar en la línea 7 permite la conducción automática, proporcionando el mínimo tiempo de recorrido, una marcha regular y mejor confort para los viajeros que con la conducción manual.

Una vez que el conductor inicia la orden de marcha, el tren realiza automáticamente el proceso de arranque, la fase de regulación de marcha y la fase de parada en cada estación, incorporando algunas funciones de control de la marcha de los trenes como es la velocidad en los túneles.