El Hospital Clínico San Carlos, acreditado por la Sociedad Europea de Cirugía Torácica

https://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
JGM4524

POR SUS ALTOS ESTÁNDARES DE CALIDAD EN CIRUGÍA TORÁCICA

El Hospital Clínico San Carlos ha sido acreditado recientemente por la Sociedad Europea de Cirugía Torácica, que ha certificado los altos estándares de calidad alcanzados por este hospital público madrileño en el desempeño de la cirugía torácica, siendo uno de los pocos hospitales españoles en obtener este reconocimiento que, en esta ocasión, se ha entregado telemáticamente. En este sentido, cabe destacar que los cirujanos torácicos del Hospital Clínico San Carlos realizan alrededor de 110 resecciones con intención curativa por cáncer de pulmón al año gracias a la participación de un equipo multidisciplinar de profesionales, lo que le convierte en uno de los centros de España con mayor actividad quirúrgica relacionada con esta patología. Este equipo “ha logrado utilizar tratamientos locales cada vez menos invasivos, más tolerables y selectivos, adaptándose a cada paciente y a cada tipo de cáncer de pulmón, ahondando en la investigación de las mejores fórmulas para combinar cirugía, radioterapia y quimioterapia, y utilizar la combinación más eficaz en función de cada paciente”, explica el jefe del Servicio de Cirugía Torácica del Hospital Clínico San Carlos, Florentino Hernando Trancho.

https://www.comunidad.madrid/sites/default/files/doc/sanidad/comu/acreditacion_trancho-_drupal.jpg1200700 Florentino Hernando Trancho, jefe de Servicio de Cirugía Torácica
02 octubre 2020

Los cirujanos torácicos del Clínico San Carlos han llevado a cabo un notable esfuerzo por detectar tumores en estadios cada vez más precoces y con mejores perspectivas de curación, prestando especial atención a pacientes que debutaron en estadios más avanzados y a pacientes con edades avanzadas o con comorbilidades asociadas.

Investigación e innovación.

El Servicio de Cirugía Torácica del Clínico San Carlos mantiene una amplia actividad investigadora en tumores torácicos, centrada en la búsqueda de factores pronósticos y predictivos, perfiles de expresión (genómica y proteómica), alteraciones epigenéticas, marcadores tumorales, células tumorales circulantes en sangre periférica, telómeros y vías de senescencia, diagnóstico de fenotipo inmune para la adecuada selección de pacientes, terapias dirigidas y biobancos de tumores torácicos así como factores pronósticos clínicos, patológicos y biomoleculares en pacientes con metástasis pulmonares resecadas.

Así mismo, mantiene abiertas varias líneas de investigación en trasplante pulmonar de donantes en asistolia y modelos experimentales de trasplante de pulmón en animales así como proyectos integrados de excelencia de institutos de investigación sanitaria: “Comorbilidad y enfermedades crónicas: modelos predictivos de evolución”. Recientemente ha comenzado su programa de cirugía robótica.

Aplicación Fissios para la rehabilitación respiratoria y recomendaciones para pacientes con diagnóstico de Covid-19

En 2018, un equipo multidisciplinar compuesto por cirujanos torácicos, fisioterapeutas y profesionales del Servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Clínico creó la aplicación Fissios, una herramienta dirigida a pacientes con una cirugía programada o que ya han sido intervenidos, que tiene por objetivo disminuir el riesgo de que desarrollen complicaciones respiratorias postoperatorias, muy frecuentes y que representan una importante causa de morbimortalidad.

Una app informativa e interactiva que une a la realización de ejercicios básicos de fisioterapia respiratoria una serie de recomendaciones encaminadas a disminuir el riesgo de desarrollar estas complicaciones, que conllevan una prolongación de la estancia en el hospital y un aumento del gasto sanitario. Este proyecto ha sido merecedor de distintos premios y distinciones concedidas. 

Recientemente han elaborado un documento con recomendaciones al alta para pacientes con diagnóstico de Covid-19 entre las que se encuentran ejercicios para mejorar la posición básica, el patrón naso-bucal, la ventilación abdomino-diafragmática, la expansión pulmonar, ejercicios con los miembros superiores y entrenamiento aeróbico al objeto de restaurar gradualmente su condición física y psicológica, así como la capacidad de movimiento que existía antes del inicio de la enfermedad.